Movimientos laicos se muestran contrarios a una Cátedra católica en la Universidad de Granada

La asociación UNI Laica ha expresado su postura contraria a que la Universidad de Granada vaya a implantar una cátedral controlada por la Iglesia Católica. Dice este colectivo que la pretensión de estudiar el hecho religioso no se sostiene dada la existencia de profesorado propio de la UGR experto en estas materias.

La asociación UNI Laica (Asociación por la Defensa de una Universidad Pública y Laica) ha expresado por medio de un comunicado su satisfacción por un artículo del teólogo José María Castillo (reciente doctor honoris causa por la UGR) en el diario Ideal, de fecha 6 de diciembre de 2011, en el que se subraya el absurdo que supondría la existencia de una Cátedra de Teología católica, dependiente de la Congregación para la Doctrina de la Fe –antiguo Santo Oficio, luego Inquisición–, en una Universidad pública como la de Granada, que debe regirse por criterios de laicidad.

Por contra, UNI Laica ha asegurado que 'no se trata sólo de la existencia de una Cátedra de Teología católica dirigida por Roma lo que está en juego, sino igualmente cualquier otra Cátedra que, fuera de las estructuras propiamente científicas de la UGR, quiera abordar al margen de ellas el llamado hecho religioso'.

El colectivo recuerda que la UGR tiene un bien dotado cuerpo profesoral de Ciencias Sociales y de otras muchas disciplinas que pueden abordar el estudio de las religiones sin necesidad de recurrir a ninguna equívoca instancia paraacadémica. En consecuencia, considera 'innecesaria' la Cátedra de Teología, sea cual sea su perfil y quienes la gestionen.

El comunicado prosigue: Al introducir los gestores de la UGR este asunto en la agenda de la Universidad, no solamente no contribuyen a resolver cuestiones de nuestro tiempo, sino que vienen a tensionar la vida académica, poniendo en primera línea de los miembros de la comunidad universitaria el problema de la creencia religiosa de cada cual, lo que en una sociedad moderna y democrática corresponde sólo al ámbito de lo privado'.

Y recuerda: 'de las consecuencias que la creación de una Cátedra de Teología en la UGR tenga, si estas fuesen negativas para la convivencia académica, son únicos responsables los actuales gestores, encabezados por el señor Rector, que de una manera irreflexiva han creado un problema donde no lo había. Por ello, volvemos a instar al señor Rector y a su Junta de Gobierno a anular y dejar sin efecto los acuerdos entre la UGR y la Facultad de Teología de la Compañía de Jesús'.

Esta petición viene apoyada por más de 2.220 firmantes, que han suscrito el Manifiesto contra la Cátedra de Teología.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...