Movimiento Laico protesta por el veto a su manifestación del día del Corpus

Miembros del Movimiento hacia un Estado Laico (Mhuel) han llevado a cabo hoy una concentración ante la Delegación del Gobierno en Aragón para expresar su protesta a la prohibición a manifestarse al paso de la comitiva municipal de Zaragoza durante la procesión del Corpus.

Los componentes de este movimiento han expresado su protesta con una sonora pitada de quince minutos de duración ante las dependencias de la Delegación del Gobierno en la capital aragonesa y la lectura de un comunicado de rechazo a la decisión adoptada por las autoridades gubernativas.

El vicepresidente de la asociación, Jorge García, ha manifestado a los medios de comunicación su malestar ante una decisión "no justificada" que les ha impedido situarse, como en los cuatro años anteriores, en un punto estratégico al paso de la procesión de la comitiva municipal, que ha presidido hoy el alcalde de la ciudad, Juan Alberto Belloch.

García ha destacado que esta manifestación se había realizado en las anteriores convocatorias en silencio en señal de respeto a la ciudadanía asistente al acto y mediante la exhibición exclusiva de carteles reivindicativos durante un periodo de tiempo no superior a los 30 segundos.

Ha añadido que en ninguna de las manifestaciones realizadas años atrás se había producido algún tipo de incidente por motivos de seguridad, razón alegada desde la Delegación del Gobierno para prohibir el acto reivindicativo y ofrecer como ubicación alternativa la Plaza de la Seo.

El vicepresidente de Mhuel ha confirmado la admisión a trámite en el Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) de un recurso contencioso-administrativo contra la decisión de la autoridad gubernativa al entender que la resolución no estaba suficientemente motivada.

El TSJA ha citado a las partes el martes próximo a una vista para que expongan sus posiciones respectivas respecto a la prohibición, paso previo a la resolución del contencioso.

García ha insistido en que Mhuel no es un movimiento "anticlerical" sino en defensa del principio constitucional que defiende la aconfesionalidad del estado español.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...