Movilizaciones del 8 de mayo por una educación pública sin recortes, sin LOMCE y sin segregación

Izquierda Unida apoya la vuelta a la lucha en las calles por una educación pública, laica, inclusiva y democrática convocada por la Plataforma en Defensa de la Escuela Pública con movilizaciones el 8 de mayo

IU anima a toda la comunidad educativa a secundarla masivamente y vestir las calles de verde para defender la educación que queremos como respuesta unitaria frente a la imposición de las políticas educativas neoliberales del Partido Popular con el apoyo de Ciudadanos y para exigir de nuevo la derogación de la LOMCE y la reversión de los recortes.

Izquierda Unida, desde su irrenunciable compromiso con la educación pública, ha venido desarrollando durante los últimos años una intensa campaña contra la LOMCE y contra los recortes educativos por entender que suponen un ataque frontal a la educación pública que promueve un modelo educativo inclusivo, sin segregación, laico y democrático que garantice el derecho de todos y todas a una educación de calidad en condiciones de igualdad.

Como denuncia la Plataforma son los y las estudiantes quienes siguen sufriendo un modelo educativo impuesto por la LOMCE con itinerarios selectivos, aulas masificadas, evaluaciones estandarizadas externas, centros educativos públicos deteriorados mientras el PP y C’s aumentan la financiación a la educación privada, con una total falta de respuesta y recursos a la atención a la diversidad, precarizando y rotando al profesorado de centro en centro cada año, recortando becas, recargando en las familias los costes escolares para compensar los déficits de las escuelas, y el profesorado saturado de horas lectivas, con disminuciones de sueldo cuando requieren de una baja por enfermedad, etc.

Todo esto se agravará en el futuro próximo debido al acuerdo del PP con Ciudadanos, PNV, Foro, CC, NC y UPN que en los Presupuestos del Estado para 2018 recortan la inversión pública en educación hasta límites escandalosos, tal como el gobierno se comprometió con Bruselas a reducir el gasto educativo público hasta el 3,7 % del PIB, cuando en Europa la media es del 6,1% del PIB. Es decir, los partidos conservadores y neoliberales se alían contra la educación pública que quieren desmantelar volviendo a inversiones similares a las registradas hace 25 años y poniéndonos a la cola de la UE y de la OCDE.

Por ello, Izquierda Unida se une al conjunto de la comunidad educativa que exige la reversión de los RECORTES educativos, que han supuesto el deterioro de la educación pública con la expulsión de miles de docentes de sus aulas; la DEROGACIÓN de la LOMCE, que prosigue implantándose, pese a haber sido RECHAZADA por la gran mayoría de la comunidad educativa y por el Congreso de los Diputados hasta en dos ocasiones y una educación SIN SEGREGACIÓN que destine los recursos y los medios necesario a un modelo inclusivo e integrador de todo el alumnado, para que nadie quede atrás.

Izquierda Unida impulsará y participará activamente en las movilizaciones del 8 de mayo volviendo a la calle con todos los sectores de la comunidad educativa. Se suma así a la defensa de las reivindicaciones y a la lucha de los estudiantes y las familias contra la imposición de un modelo educativo segregador y excluyente, que pretende expulsar a cientos de miles de jóvenes del sistema educativo sin cualificación y de forma prematura, condenándolos a unas condiciones de completa precariedad en el sistema laboral.

La lucha es el camino. Hoy más que nunca.

Área Federal de Educación.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...