Morón paga a la Iglesia 14.000 €/año por la Oficina de Turismo, al mismo tiempo cede gratis la antigua oficina al Consejo de Hermandades

El jueves 21, en el pleno ordinario de enero, el edificio municipal ubicado en  el Pozo Nuevo número 41, que era utilizado hace unos años como Oficina Municipal de Turismo y actualmente es ocupado por el Consejo de Hermandades, pasó de ser un bien  de dominio público a un bien patrimonial, por lo que a partir de ahora el Ayuntamiento de Morón podrá ceder o alquilar este espacio municipal y tendrá que utilizarlo para actividades municipales.  Todo hace indicar que se le cederá a su actual usuario, el Consejo de Hermandades  y que no se cobrará nada por su alquiler.

Es chocante –más aun teniendo en cuenta la situación de quiebra económica que atraviesa el Ayuntamiento de Morón- que mientras que el edificio público que albergaba la antigua Oficina de Turismo se cede gratuitamente al Consejo de Hermandades, al mismo tiempo, la Iglesia cobre al Ayuntamiento de Morón unos 14.000 euros al año en concepto de alquiler por utilizar el “Espacio Santa Clara” como nueva Oficina de Turismo.

Este alquiler vitalicio a la Iglesia se suma a los más de 600.000 euros que  costó al contribuyente el proyecto de reforma  del convento de Santa Clara (240.000 euros provenientes de las maltrechas arcas municipales).

La alteración de la calificación del edificio municipal fue aprobado gracias a los votos de PSOE y PP. AMA e Izquierda Unida se negaron.

PSOE y PP coincidieron en sus argumentos para cambiar la calificación urbanística del edificio municipal. Y es que ambos grupos a través de sus portavoces (Rodri y Antonio Ramírez) defendieron el cambio de la naturaleza del inmueble justificando que a partir de ahora se podrán hacer dos cosas, utilizarlo a favor del consistorio, y en determinados momentos, cederlo o arrendarlo a quién el Ayuntamiento determine.

Izquierda Unida y AMA, por orden de intervención, mostraron su disconformidad ante la propuesta.

El grupo municipal de IU dijo no compartir que con esta medida se mejorara la rentabilidad económica de este Ayuntamiento, argumento que servía al equipo de gobierno para justificar el cambio urbanístico del edificio.

Y es que la formación de izquierdas recordó que  “teníamos un edificio público donde se desarrollaba la oficina de turismo, la quitamos de ahí y nos la llevamos a un espacio privado donde pagamos más de 14.000 euros al año de alquiler. Este espacio privado se utiliza para labores de turismo y exposiciones , como si este Ayuntamiento no tuviera una Casa de la Cultura o este mismo edificio ( Pozo Nuevo, 41) donde desarrollar estas actividades sin tener que pagar esos más mil euros al año”.

En la misma línea de IU,  de optimizar los edificios municipales vacíos, se mostró el grupo municipal de AMA, que además del Espacio de Santa Clara, recordó que también se paga un alquiler(480 euros/mes) por el local donde se ubica  el Centro Municipal de Atención a la Drogodependencia,  teniendo al mismo tiempo este Ayuntamiento locales vacíos.

Asimismo AMA justificó su voto en contra al existir en la parte alta del inmueble archivos notariales que todavía no han sido trasladados al nuevo Archivo Municipal, aún en construcción. Además se criticó desde este grupo que el Consejo de Hermandades estuviera ocupando este local “sin que se haya tratado en este pleno ni en comisión”.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...