Moratinos ofreció cena de honor en Roma a Curia romana e Iglesia española

El ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Angel Moratinos, que preside la delegación oficial que mañana asistirá en el Vaticano a la canonización de dos beatos españoles, ofreció hoy una cena de honor a representantes de la Curia Vaticana y de la Iglesia española presente en Roma.

La cena, a la que asistieron 80 personas, se celebró en la Embajada de España cerca de la Santa Sede y a la misma asistió el "ministro de Exteriores" del Vaticano, el arzobispo Dominique Mamberti.

Los dos beatos españoles que serán proclamados santos son el dominico Francisco Coll y Guitart (1812-1875) y Rafael Arnáiz Barón (1911-1938), considerado uno de los místicos españoles del siglo XX.

Moratinos expresó la "satisfacción" del Gobierno español por las dos canonizaciones, dijo que estaba muy contento por representar al Gobierno y subrayó que los dos santos son ejemplos tanto para la Iglesia como para la sociedad española.

A la cena asistieron cinco cardenales españoles: Antonio María Rouco Varela (Madrid), Carlos Amigo Vallejo (Sevilla), Lluis Martínez Sistach (Barcelona), Julián Herranz (presidente de la Comisión Disciplinaria de la Curia Romana) y Antonio Cañizares Llovera (prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos.

Rouco habló en nombre de la Iglesia y resaltó la figura de los dos beatos y señaló que Coll y Guitart estuvo siempre muy preocupado por la educación y que le tocó ejercer en una época difícil, en medio de la desamortización de Mendizabal en 1836.

De Arnáiz dijo que es uno de los grandes místicos españoles, impregnado de los grandes San Juan de la Cruz y Santa Teresa de Jesús y que es un ejemplo para los jóvenes españoles.

Ya Juan Pablo II cuando presidió en 1989 en Santiago de Compostela la Jornada Mundial de la Juventud presentó al místico castellano como ejemplo para la juventud.

A la cena asistieron también 32 prelados, entre arzobispos y obispos, así como representantes de las congregaciones a las que pertenecen los inminentes nuevos santos.

Además de Moratinos, también asistieron el vicepresidente de la Generalitat de Cataluña, Josep Lluis Carod Rovira; el vicepresidente del Gobierno valenciano, Juan Cotino; la subsecretaria de Exteriores y de Cooperación, María Jesús Figa, el consejero de Educación de la Junta de Castilla y León, Juan José Mateos Otero; el presidente de la Diputación de Palencia, Enrique Martin; el de la de Burgos, Vicente Orden, y el alcalde de esa ciudad, Juan Carlos Aparicio.

Asistieron también José María Contreras Mazario, director general de Relaciones con las Confesiones del Ministerio de Justicia; Julio Navas López, asesor de Moratinos; Montserrat Coll, directora General de Asuntos Religiosos de la Generalitat de Cataluña; Josep M.Vila d´Abadal i Serra, alcalde de Vic; Eudald Picas, alcalde de Gombrén.

Francisco Coll y Guitart fue un sacerdote de la Orden de los Frailes Predicadores (dominicos), misionero y fundador de la Congregación de las Dominicas de la Anunciación de la Beata Virgen María.

Nació en Gombrén (Gerona) y falleció en Vic, otra localidad gerundense. Fue beatificado por Juan Pablo II el 29 de abril de 1979.

Fray María Rafael Arnáiz Barón (1911-1938), religioso cisterciense, nació en Burgos y falleció en el monasterio de la Trapa de San Isidro de Dueñas (Palencia). Fue proclamado beato por el papa Juan Pablo II, "como modelo para todos los jóvenes del mundo", el 27 de septiembre de 1992.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...