Montreal retirará el crucifijo de la sala del Concejo municipal

La Ciudad de Montreal anunció este miércoles que retirará el crucifijo de la sala del Consejo Municipal. Este símbolo religioso será retirado en el marco de las renovaciones que se llevarán a cabo en el edificio de la alcaldía, que durarán 3 años, pero no será reinstalado después, dijo esta mañana Laurence Lavigne Lalonde, concejala responsable de las Instituciones Democráticas en la administración de la alcaldesa Valérie Plante.

La concejala recordó que este crucifijo -instalado en 1937 por el concejal municipal Joseph-Émile Dubreuil- fue puesto en este lugar en otra época muy diferente a la de hoy en día. En ese momento, el objetivo era que los concejales recordaran el juramento que había prestado ante Dios en el momento de asumir sus cargos, durante todo el tiempo que estuvieran allí.

“Pienso que hay un consenso cuando decimos que el contexto ha cambiado hoy. Vivimos ahora en una sociedad que evolucionado enormemente y que está representada por instituciones que son democráticas, que deben ser laicas, neutras y abiertas a todos los ciudadanos y ciudadanas. Es por esta razón que el crucifijo será retirado y no será reinstalado en la sala del concejo a nuestro regreso a la alcaldía” Laurence Lavigne Lalonde.

La mudanza del personal comenzará el 5 de abril próximo y la última sesión del Comité ejecutivo antes del inicio de las renovaciones será el lunes 15 de abril. En total, 200 empleados y todos los concejales se mudarán a un edificio vecino.

La concejala Lavigne Lalonde precisó que el crucifijo no desaparecerá del alcaldía y que se va a crear un “espacio museal” para exponer las colecciones de la ciudad, que incluyen los archivos y los regalos protocolarios.

Laurence Lavigne Lalonde dijo que no es la primera vez el lugar de la religión en las instituciones es objeto de discusiones en Montreal. En 1987, la administración del alcalde Jean Doré, abolió la oración a la apertura de las sesiones del Concejo. Se discutió nuevamente sobre el tema del retiro del crucifijo en 1992, pero finalmente se abandonó la idea.

La alcaldesa de Montreal, Valérie Plante, dijo estar de acuerdo con la decisión anunciada este miércoles. “Acabamos de cerrar el ciclo de un proceso, de una decisión que había sido tomada en 1992 de retirar el crucifijo”.

Recordemos que el retiro de los crucifijos de todas las salas del concejo de toda la provincia, incluyendo el que se encuentra en la Asamblea Nacional de Quebec, se inscribe en los debates de los últimos años sobre la laicidad del Estado.

El crucifijo de la Asamblea Nacional de Quebec fue instalado en 1936 y el gobierno actual del primer ministro François Legault, como el de todos sus predecesores, indicó ya que no lo retirará. Invitado a comentar la decisión de la Ciudad de Montreal, el primer ministro Legault dijo brevemente que el caso del crucifijo se inscribe “en el expediente de la laicidad” y que consultará a los otros diputados.

Crucifijo en la Asamblea Nacional de Quebec. (Foto: THE CANADIAN PRESS /Jacques Boissinot)

La nueva bandera de la ciudad de Montreal en en la alcaldía. (Foto: THE CANADIAN PRESS/Ryan Remiorz)

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...