Moción por el laicismo aprobada por diversos ayuntamientos catalanes

Moción por el laicismo promovida por la LLiga per la Laicitat, formada por diversas asociaciones y organizaciones catalanas.

Ayuntamientos que han aprobado la moción por el laicismo cuyo texto se recoge más abajo:

  • Ayuntamiento de Barberà del Vallès
  • Ayuntamiento de Castellví de Rosannes
  • Ayuntamiento de Gavà
  • Ayuntamiento de Granollers
  • Ayuntamiento de La Garriga
  • Ayuntamiento de Manresa
  • Ayuntamiento de Mataró
  • Ayuntamiento de Montgat
  • Ayuntamiento de Palau-Solità i Plegamans
  • Ayuntamiento de Premià de Mar
  • Ayuntamiento de Ripollet
  • Ayuntamiento de Sabadell
  • Ayuntamiento de Sant Andreu de la Barca
  • Ayuntamiento de Sant Boi de Llobregat
  • Ayuntamiento de Sant Esteve Sesrovires
  • Ayuntamiento de Sant Jaume d'Enveja
  • Ayuntamiento de Sant Quirze del Vallès
  • Ayuntamiento de Vilassar de Mar
  • Ayuntamiento d'Olesa de Montserrat

 (pulsa aquí para ver el texto original en catalán)

MOCIÓN QUE PRESENTAN LOS GRUPOS MUNICIPALES ……… del AYUNTAMIENTO de ……………………………………. al pleno del mes de ……… DE 2.006

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS:

  • Resultando que, en fecha 15 de diciembre de 2004 se firmó un convenio de colaboración entre la Generalidad de Cataluña y la Liga por el Laicismo, plataforma de entidades que está formada por Cooperació, Unió General de Treballadors UGT, Federació de Moviments de Renovació Pedagògica FMRP, Comissió Obrera Nacional de Catalunya CONC, Federació de Mares i Pares d'Alumnes de Catalunya FAPAC, Unió Sindical de Treballadors de l'Ensenyament de Catalunya USTEC-STE's, Gran Lògia de Catalunya i Balears (G.L.S.E.), Gran Orient de Catalunya (G.O.C.), Ateus de Catalunya, Confederació General del Treball CGT, Moviment Laic i Progressista, format per Esplais Catalans, Escola Lliure El Sol, Casals de Joves de Catalunya, Cooperativa Entorn, Acció Escolta de Catalunya, Fundació Terra i Fundació Ferrer i Guàrdia.
  • Resultando que las instituciones que suscriben este convenio reconocen la conveniencia de la separación o distinción entre el poder político y las creencias religiosas, es decir, el laicismo.
  • Resultando que, las instituciones citadas reconocen los derechos que se derivan de la libertad de conciencia, de pensamiento y religiosa, limitados por los otros derechos de todos los hombres y de todas las mujeres y por las normas de convivencia. Y que reconocen también que ninguno de los derechos relativos a una determinada creencia, religión o linea de pensamiento concretos no debe de ser impuesta como un deber para nadie.
  • Entendiendo que la laicidad favorece la convivencia en el plano de igualdad entre todas las posibles opciones espirituales, sin oponerse a ninguna y respetándolas todas. Que hay que construir un tejido cívivo fundamental en los valores de la pluralidad, de la tolerancia activa y del respeto democrático para todas y cada una de las opciones personales y sociales que no intenten imponerse por encima de las otras. Que el laicismo es garantía de diálogo y de intercambio pacífico y fecundo entre las personas y las ideas.
  • Entendiendo que el laicismo exige la separación entre el ámbito político, que rige la organización general de las sociedades humanas, y el ámbito religioso o filosófico que permite a todo ser humano escoger el sentido que dá a su vida. El primer dominio pertenece al derecho público, mientras que el segundo pertenece al derecho privado.
  • Entendiendo que la convivencia en sociedad ha de permitir el logro de un equilibrio entre las esferas pública y privada. El ámbito o el espacio público define lo que es común. Las convicciones espirituales, religiosas o no pertenecen al ámbito privado, en el sentido de que no son compartidas por todo el mundo. Pero esta privacidad de las convicciones espirituales, religiosas o no, no quiere decir que éstas se limiten a un asunto íntimo, ya que implica también la exteriorización de la libertad de culto, la asociación y la persecución de objetivos; tienen pues, una dimensión social.
  • Entendiendo que el ejercicio y el despliegue de los derechos y deberes asociados a la democracia genera la construcción de la "ciudad" como ese espacio en el que todos sus habitantes se reconocen iguales. El reconocimiento de el otro, con independencia de su raza, lengua, origen, género o religión, es la característica dominante de una sociedad democràtica avanzada. El reconocimiento del otro es el primer valor, precisamente del laicismo.
  • Entendiendo que el laicismo preserva el espacio público de las ingerencias de cualquiera creencia ideológica, filosófica o religiosa que tenga vocación monopolística y excluyente. El laicismo defiende la sociedad democràtica de su fragmentación en comunidades opuestas y preserva la unidad del espacio público, al cual todos pertenecemos.
  • Entendiendo que el laicismo es mucho más que una barrera frente a cualquiera creencia totalitarista y sectaria. Es un principio activo que impregna la sociedad y las personas y que promueve el derecho de pertenecer a una religión y el derecho a no tener religión alguna. El laicismo es el humanismo derivado de los valores democráticos que hace a todos los hombres y a todas las mujeres radicalmente iguales en el espacio público para garantizar su derecho a ser diferentes en el espacio privado.
  • Entendiendo que la Liga para el Laicismo, creada en Barcelona el día 13 de octubre de 2003, aniversario del fallecimiento de Francesc Ferrer i Guardia, es un conjunto de entidades sociales que abarcan desde el mundo sindical hasta asociaciones de padres y madres de alumnos y sectores representativos de inquietudes pedagógicas fuertamente arraigadas en la sociedad catalana, y quiere contribuir colaborar con el gobierno de la Generalidad de Cataluña para que disponga de un auténtico espacio público en el que sea posible un diálogo democrático, de impulso de los valores humanistas que integran la tradición del pensamiento catalán progresista.
  • Entendiendo que la Generalidad de Cataluña, a través del Departamento de la Presidencia, quiere establecer una línea de colaboración con la Liga para el Laicismo que permita una reflexión conjunta y un observatorio compartido sobre la libertad de conciencia, sobre su vigencia efectiva, sobre las fórmulas de su impulso y sobre las medidas adecuadas para su preservación.
  • Entendiendo que las administraciones públicas, entre ellas los Ayuntamientos, no deben identificarse con creencia religiosa ni filosófica alguna, y que ninguna creencia religiosa ni filosófica debe pretender imponerse a traves del poder político.

ACUERDOS:

  1. MANIFESTAR: el acuerdo y adhesión del Ayuntamiento de …. a los motivos y objetivos del Convenio firmado el día 15 de diciembre de 2004 entre la Generalidad de Cataluña y la Liga por el Laicismo.
  2. COMPROMETERSE a aplicar, dentro del propio ámbito de actuación municipal, los objetivos expresados en el Convenio antes citado, en el sentido de separar las actuaciones propias de la gestión municipal de cualquier manifestación de cariz religioso.
  3. COMUNICAR estos acuerdos al Departamento de Presidencia de la Generalidad de Cataluña y a la Liga por el Laicismo.

Firmado,

…………………………………, ….. de ……………………………… de 2.006

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...