Mitin político en la Catedral Primada

la gran preocupación del cardenal es su Concordato, un Concordato trujillista que le ha permitido a la Iglesia prevalecer sobre otras iglesias y confesiones criollas que no han recibido del Estado los millonarios recursos y privilegios que cada año recibe su iglesia.

Lejos de ser espontáneo, el Te Deum celebrado el pasado martes 27 de enero en la Catedral Primada de América fue todo un acto político de corte antireeleccionista, planificado y ejecutado magistralmente por las fuerzas fundamentalistas de nuestra sociedad dominicana, en el marco de las celebraciones del 3er. aniversario de la fundación del Tribunal Constitucional, usando como portavoz oficial al patriota Cardenal López Rodríguez.

Sin embargo, aunque el acto llama a muchas lecturas, no debemos olvidar que el sentimiento patrio (La Patria) está siendo utilizado como Caballo de Troya para manipular y esconder inconfesables intereses políticos, económicos y religiosos ancestrales.

El asunto de la Patria

Lamentablemente, el tema haitiano, el tema de la defensa absoluta de nuestra nacionalidad y frontera (lo que todos los dominicanos sin excepción deseamos y apoyamos), está siendo utilizado, manipulado, manejado descarnadamente por sectores patrioteros, aprovechando el sentimiento patrio que a todos los dominicanos embarga.

Y no es nada nuevo, recordemos que nuestro Patricio Duarte fue acusado de traidor a la Patria, perseguido, acosado por las fuerzas políticas conservadoras presididas por la Iglesia católica y su prelado Portes Infante. Recordemos que, en su Carta Pastoral del 24 de julio de 1844 Duarte y sus trinitarios masones liberales fueron chantajeados con la Excomunión de no someterse a la voluntad de Santana.

Excomunión que por entonces convirtió a Duarte en un “cadáver político”, en un hereje que debía ser repudiado por todos; Aunque como masones estaban excomulgados por Latae sententiae. (Referimos la lectura de “La Historia al revés”, de nuestra autoria, donde se desmantelan con pruebas arqueológicas los mitos históricos creados por la Iglesia y su historiadores contratados para esconder su delito patrio, su persecución a Duarte.

El discurso de un Cardenal molesto y resentido

Damos por un hecho que los puntos tocados por el Cardenal en su homilía fueron cuidadosamente elegidos y pensados. Lejos de plantear temas religiosos propios de su oficio e investidura, se enfocó (como suele hacer) en asuntos políticos, pero hoy resentido de un Poder Ejecutivo se atrevió a desafiarlo cuando le enmendó la posición radical e irracional que adoptó frente al aborto, amenazando a políticos congresistas con negarles los votos de sus rebaños.

Por ello sus declaraciones fueron manifiestamente anti-releccionista, declarando a sus afines convocados: que se mostraba en “desacuerdo con que se hagan modificaciones, excepciones o cambios a la Constitución para beneficiar a algún sector”. Radicalmente opuesto a modificaciones a la Carta Magna, “ya que no se está hablando de una ley adjetiva, sino de la Carta Sustantiva”.

Otra cosa opinaba el Cardenal reeleccionista de el 2008

Sin embargo , en el 2008 el Cardenal opinaba diferente , ante la pregunta de si el estaba de acuerdo con en el proyecto de reforma constitucional que someteriaa al Congreso el presiente Leonel Fernández estableciendo la reelección presidencial continuada como han planteado algunos sectores , contestó: el pueblo es el que tiene que decidir si quiere la reelección presidencial continuada” , agregando: “los que no han podido llegar al poder son los que han querido “satanizarla y maldecirla”; porque “hay cosas en las que él prefiere que el pueblo decida sea por consulta o como entienda”, pues “El pueblo es el que decide estas cosas, así es quieren una reelección, pues sométanlo al pueblo dominicano que decida ¿queremos o no queremos reelección continuada?, entonces que sea el pueblo que decida” , enfatizó.

 Si no lo cree léalo aquí mismo: http://www.listindiario.com/la republica/2008/7/29/67870/Cardenal-perdedores-satanizan-la-reeleccion

Lo que demuestra que sus declaraciones contra el Presidente medina son en represalia por intervenir en el asunto del aborto , y quién sabe cuáles otras cosas.

En contra del papa Francisco

Para nadie es un secreto que desde la República Dominicana (como desde otros centros radicales, incluyendo el mismo Vaticano) se está conspirando contra los vientos liberales. Sectores clericales fundamentalistas organizados en el Opus Dei, como amantes defensores de los lineamientos de los dos pasados papas, hoy se encuentran activos para impedir cualquier avance de la Iglesia progresista.

 El asunto del Tribunal Constitucional

Lo más penoso del caso es ver a nuestro Tribunal Constitucional involucrado en estas disputas políticas y religiosas, disputas de las que, por vergüenza, ética y mandato constitucional debe permanecer distanciado.

La neutralidad ideológica

A pesar de que sus jueces saben que como tribunal imparcial deben permanecer neutrales antes los enfrentamientos ideológicos (religiosos o políticos) de nuestra sociedad, el tribunal constitucional se ha empecinado en delinquir, en continuar convocando a un Tedeum para celebrar oficialmente el aniversario de su fundación. Y esto, aunque ya había sido conminado a desistir de su delito mediante acto de alguacil, advertidos de su grave falta. (ver: http://guidoriggio.blogspot.com/2014/07/por-que-intimamos-al-tribunal.html  )

Aunque, a decir por la crónica periodística, parece que este año algunos jueces se han sentido avergonzado y se han ausentado de tan insólito acto donde debían aparecer ligados a una confesión religiosa en particular( ideología), como si el Estado fuese confesional y no laico

El asunto del Concordato

Pero, aunque el asunto no se menciona, la gran preocupación del cardenal es su Concordato, un Concordato trujillista que le ha permitido a la Iglesia prevalecer sobre otras iglesias y confesiones criollas que no han recibido del Estado los millonarios recursos y privilegios que cada año, y por más de medio siglo, han recibido abundantemente. Sabe muy bien el Cardenal que la vigencia de este nefasto concordato depende de una decisión del Tribunal constitucional, el que eventualmente podría ser apoderado de un Recurso de Inconstitucionalidad por irracional y obsoleto. Hablamos de miles de millones de pesos, hablamos del control de la educación pública dominicana, hablamos de la existencia misma de una Iglesia que por cinco siglos ha vivido enquistada en el Estado colonial o republicano, conspirando contra la democracia, propiciando golpes de Estado como el de Juan Bosch, al que odió y odia fuertemente.

Jueces opudeistas afectos y Supernumerarios

Y, aunque sabe que el prelado tiene a varios jueces opudeistas incondicionales Supernumerarios y afectos enquistados como líderes en el Tribunal Constitucional  (negociados políticamente),  el cardenal no deja de recordarles a todos los magistrados queexiste la necesidad de orar por el TC porque sabe que tiene una gran responsabilidad, ya que de sus decisiones depende la seguridad institucional del país”, institucionalidad que, para él, descansa primordialmente en su propia Iglesia, en su fe católica cristiana, en su Virgen de la Altagracia; la que, por cierto, a pesar de ser la madre de Dios, discrimina a los haitianos, pues es una virgen sangrienta que se apareció en medio de una batalla para matar franceses.

Así, el Cardenal les “sugiere” públicamente a sus amigos jueces que “acojan las acciones de inconstitucionalidad en contra del Código Penal que contempla el aborto, y que confirma que “se identifica con las instituciones y personas que han impugnado esa legislación ante el TC. Expresando sus deseos, diciéndoles que “Quiera Dios que esta apelación a su elevada instancia encuentre un eco favorable en sus importantísimas deliberaciones y decisiones”. Y lo hace sin coerción alguna, solo en su condición de ser líder espiritual de muchos de sus jueces, como representante de Dios, como portador y dueño de la verdad.

Y los despide de su catedral diciendo

 “En la medida en que mantengan posiciones claras, estudiadas, motivadas y deliberadas, en esa misma medida el pueblo dominicano les respetará y les agradecerá de corazón, que definitivamente institucionalicen este amado país que nos legó Juan Pablo Duarte”. Sí señores, ensalzando al mismo Duarte que persiguió y excomulgó su Iglesia.

(ver: http://guidoriggio.blogspot.com/2014/07/duarte-lo-que-callan-el-cardenal-y-su.html

Separación Iglesia- Estado

Todo indica que el Estado debe separarse de la Iglesia como reza la Constitución, todo indica que el Concordato debe ser denunciado por el Presidente Medina para que podamos decir como Hostos:

“El articulo constitucional que todos esos males hace es el que declara a la religión del Estado a la católica; y claro es que no hace el mal por ser la católica la privilegiada en él , pues cualquiera otra religión produciría el mismo mal, sino porque privilegia a una creencia en perjuicio de otras, porque da al Estado obligaciones que el no puede tener ni puede aceptar , y porque afecta la vida política y económica de la sociedad dominicana”

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...