Misión en Lourdes

Defensa destina 56.000 euros a una peregrinación militar

Existe, aunque pueda resultar sorprendente, una Peregrinación Militar Internacional a Lourdes, que se institucionalizó en 1958. Se inventó después de la II Guerra Mundial para que volvieran a llevarse bien los militares de Francia y Alemania, y ha tenido tanto éxito que ahora son ya 33 países los que participan en la cita. Se celebra entre el 15 y 19 de mayo, y quienes acudan esta vez disfrutarán de cuatro misas, dos vigilias, un viacrucis, una procesión mariana y un rezo del santo rosario.

Al Ministerio de Defensa la broma le sale por unos 56.000 euros en dietas y gastos, amén de lo que pueda costar poner a disposición de los agraciados la base aérea de Zaragoza o un acuartelamiento en Jaca. El año pasado fueron 226 los militares y guardias civiles que hicieron la peregrinación, pero solo 60 fueron a costa del erario público. Este año son 73 los que han sido elegidos para que la patria les subvencione el paseo y las plegarias.

Hay una histórica atracción entre el crucifijo y la espada. La cosa viene de lejos, cuando un montón de hombres de distintos países de Europa partían hacia Oriente para aprovechar las llamadas cruzadas para convertir a la verdadera fe a cualquier infiel que se les pusiera en el camino. En España, la Iglesia se apuntó al golpe de Estado de Franco, bendijo la dictadura y se puso firme para lo que hiciera falta. El nacionalcatolicismo fue el cóctel que fundió íntimamente las pautas morales de un catolicismo trasnochado con el desafío de un ejército que ganó una cruenta Guerra Civil y que se propuso liquidar por completo a sus enemigos. Cruzada, volvieron a llamarla.

La virgen de Lourdes ampara durante esos días de mayo la vieja y cordial relación entre el capellán y el soldado, entre el héroe y el mártir. Hoy ya no se utilizan espadas en las guerras sino armas mucho más sofisticadas, pero el gusto por lo añejo también estará presente en Lourdes: los guardias civiles lucirán trajes de época y habrá miembros de la Guardia Real con traje de alabardero.

La cita, al parecer, nada tiene que ver con la confesión católica. Es un encuentro internacional entre militares, y muy importante. Por eso los 56.000 euros, justifican en Defensa. Se sumergen en sus graves asuntos militares y, para entretenerse, le echan unos rezos a la virgen.

militares peregrinan Lourdes

Archivos de imagen relacionados

  • militares peregrinan Lourdes
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...