Miret Magdalena reclama el derecho a opinar

El teólogo Enrique Miret Magdalena considera "impropio del momento que estamos viviendo" el documento hecho público por la Conferencia Española con motivo de los 40 años del Concilio Vaticano II en el que arremeten contra la heterodoxia en el seno de la Iglesia. En declaraciones a elplural.com reivindicó el derecho a opinar libremente e instó a la jerarquía española a aplicarse una frase de Pío XII, "quien decía que cuando no hay opinión pública es por culpa de los obispos".
 

En pleno ejercicio de su libertad de expresión, el teólogo valora no sólo este polémico documento sino también el papel de la COPE, la figura del Papa al cumplirse un año de mandato o la polémica provocada por el arzobispo de Orense quien criticó a la cúpula del PP gallego por asistir a la primera boda gay en el seno de su partido.

Miret Magdalena, recientemente galardonado con el Medalla de Oro de la Solidaridad Social del Ministerio de Trabajo, considera imprescindible el diálogo tal y como preconizaban personas como Benedicto XV (cuyo legado quiso recuperar el actual Papa al elegir su nombre), Pio XII y el mismo Juan Pablo II, en el sentido de aceptar al autocrítica y la opinión pública.

El teólogo considera que la Iglesia debería preocuparse más por otro tipo de problemas y no hacer hincapié en la ortodoxia o el sexo. "Hay problemas más importantes como la pobreza y el hambre en el mundo, que afecta a muchos millones de personas, el de los inmigrantes, un problema gravísimo del que es culpable el mundo occidental, que durante años les hemos explotado y luego dejado en manos de corruptos", denuncia.

Bodas homosexuales
Miret Magdalena lamenta que los obispos prefieran criticar cosas como las bodas homosexuales, en referencia al obispo de Orense, Luis Quinteiro Fiuza, quien recriminó a la cúpula del PP gallego que hubieran asistido el pasado fin de semana a la boda del concejal de Cultura de Orense con su novio.

Conmoción en Galicia
Quinteiro Fiuza remitió un comunicado a los medios de comunicación en el que expresa su indignación con los políticos del PP gallego y describe la "conmoción" que ha causado este enlace entre los católicos. El prelado concluye recordando "a los políticos católicos que desean vivir íntegramente su fe en el ejercicio de sus funciones" que no deben "asumir propuestas que contradicen expresamente la enseñanza evangélica, custodiadas y transmitidas por la Iglesia". Y advierte que lo contrario sería "causa grave de escándalo". 

Mejor callado
"Más vale que hubiera estado callado", critica Miret Magdalena, al tiempo que le recuerda que "Podemos estar más o menos de acuerdo con una ley, pero la ley es lo que es y hay que cumplirla".  "Los pensadores del Siglo de Oro decían que la moral católica no tenía por qué coincidir con la Ley Civil ya que esta última lo que persigue es lograr la convivencia", añade.

No a la política
No está de acuerdo en que la Iglesia preste su apoyo a movimientos como el de los teocons en Italia, recientemente bautizado como el partido del Papa. "El Papa está en su sitio pero no es un político, aunque hable de cosas que tengan que ver con la política", insistió.

Al nuevo Papa le da un voto de confianza al cumplirse su primer año de mandato. Para valorar a Benedicto XVI, Miret Magdalena recuerda las palabras del teólogo alemán Jans Küng, quien aseguraba que hay que darle tiempo al tiempo. "Lo único que hay que recordar al Papa son las cosas que dijo en el pasado, cuando era cardenal y decía cosas muy abiertas, no es que fuera progresista en sus inicios pero era y es un buen teólogo".

La COPE, inaceptable
Y para rematar la hipocresía con la que actúa la jerarquía eclesiástica en determinados aspectos, el teólogo señala que es incomprensible que los obispos denuncien el daño que hacen a la Iglesia determinados medios de comunicación (como aseguran en el documento) y permitan una radio como la COPE, inaceptable desde cualquier punto de vista".

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...