Miles de personas piden la ilegalización total del aborto

Los convocantes no se contentan con volver a la legislación anterior que despenaliza algunos supuestos como propone el PP

La primera manifestación antiabortista que se celebra bajo el nuevo gobierno del PP ha concentrado a miles de personas hoy en la Puerta del Sol. “Pero somos menos que el año pasado”, han dicho varios asistentes. Los representantes de varias organizaciones convocantes (más de 400) han coincidido en considerar “muy acertadas” las declaraciones del ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, al considerar que “hay una violencia estructural contra las mujeres”, no estarían de acuerdo con volver a la legislación de supuestos de 1985. “Sería un avance, pero no suficiente”, ha declarado Benigno Blanco, presidente del Foro de la Familia. “Exigimos la abolición de toda legislación permisiva del aborto”, versa el manifiesto que han leído conjuntamente los presentadores de televisión Alejandra Prat y Miguel Ángel Tobías, que han dirigido el acto.

“Sí a la vida” ha sido el único grito que se ha escuchado al unísono por parte de los asistentes, muchos ataviados con camisetas verdes, pero no en defensa de la educación pública como la que llevan los promotores de la marea verde,  sino con el lema de la concentración en letras moradas. No eran pocos los bebés y niños pequeños ataviados con esta vestimenta. Han acompañado los colores azul, de globos patrocinados por el diario La Razón, y amarillo de las pancartas con margaritas que ha repartido el ABC. La concentración, que comenzaba a las 17.00 y ha durado dos horas, ha contado con los testimonios de Irene Villa, embarazada de cinco meses, y con la actuación de la cantante Nena Daconte, que también espera un hijo. “No hay nada más bonito que ser madre”, han repetido ambas.

Para Antonio Torres, presidente de Red Madre, una de las organizaciones convocantes, “la libertad de la mujer estaría limitada por el derecho a la vida”, por eso considera que “ninguna ley puede legitimar la muerte de un inocente”. Su propuesta es una política que “apoye” a las mujeres, que son víctimas de una “violencia estructural”, ha dicho parafraseando a Gallardón. Algunos representantes de las entidades consideran que en España hay una “cultura de la muerte” que se ha incrementado en las últimas décadas. Desde 2001 el número de abortos ha aumentado, según los datos del Ministerio de Sanidad, pero se ha mantenido estable en los últimos cuatro de los que se tiene datos (2007-2010), incluso después de que en julio de 2010 se aprobase una nueva legislación que permitía el aborto libre hasta la semana 14 de gestación.

Un regreso a la ley de supuestos (violación, riesgo físico o psíquico para la madre o malformación del feto) y prohibir el aborto a menores de edad sin consentimiento paterno, solo contentaría en parte a las organizaciones provida, que piden al nuevo Gobierno la abolición total. En ese caso, la interrupción voluntaria del embarazo volvería a ser considerada un delito. De momento se mantienen a la espera de que el Partido Popular presente su proyecto de ley al respecto.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...