Mil y una ideas antes que una iglesia

Los vecinos hacen sus propias propuestas entre las que destacan un consultorio médico, un gimnasio, una pista de patinaje o una peña. Resulta difícil encontrar en Astilleros a alguien que defienda la ubicación de un templo en el barrio

El lugar habilitado para la construcción de la iglesia en Astilleros. :: ANTONIO VÁZQUEZUna parcela de 600 metros cuadrados puede dar para mucho, o al menos en cuanto a opiniones se refiere. Tras la propuesta realizada por el presidente de la Asociación de Vecinos de Astilleros a la alcaldesa de cambiar la calificación recogida en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de «uso religioso» en la parcela comprendida entre la calle América y Segismundo Monet, son numerosos los vecinos del barrio que han aplaudido esta decisión. Hasta ahí todos, o casi todos, de acuerdo.
La propuesta inicial es la colocación de una pista de padel y dos de petanca para uso y disfrute de todos los residentes. Ahí comienzan a diferir las opiniones porque en cuanto se pregunta a los interesados por el uso específico que se le debe dar al solar, que de momento es un improvisado aparcamiento, la cuestión no está tan clara.
Un parque para mayores
Carmen García es una vecina del barrio y mientras está en la plaza Príncipe de Asturias con sus nietos afirma que, aunque no va mucho a misa es cristiana, pero que la iglesia estaría mejor en otra zona. «Quien tenga voluntad y quiera ir a la parroquia se puede coger un autobús o acercarse a otra más cercana. Cuando se tiene fe, nada está lejos». A la hora de hablar de la posibilidad de un parque para personas mayores, la situación cambia y considera que «cuanto más cerca esté, mejor», entre otras cosas porque tendría mayor afluencia de público.
Junto a ella está sentada Francisca Cardia que está disfrutando de un día de permiso. Para ella, los terrenos del antiguo cuartel de la Guardia Civil serían perfectos «porque no están lejos, aunque de todas formas, aquí vamos a San Severiano o a San Francisco Javier que están más o menos cerca».
Otra de las vecinas, que también disfruta de la sombra mañanera para combatir el calor, manifiesta que «no rechazo a la iglesia ni mucho menos, pero las dos cosas estarían bien tanto para la juventud como para los mayores ya que una iglesia también ofrece cosas como las novenas o los triduos».
Desde el videoclub, José Antonio lo tiene claro. «Ya hay muchas iglesias en Cádiz, y antes que construir una nueva pondría otro tipo de instalaciones que tendrían más usos, incluso que una pista de padel o de petanca». Sus propuestas abarcan desde un centro de ocio, una peña donde se puedan reunir la gente del barrio, a una pista de patinaje o incluso un gimnasio.
«Lo que hagan, estará bien»
En la calle de atrás, la dependienta de una papelería cuenta que a ella le da igual lo que pongan, «lo que hagan estará bien, pero yo no me suelo meter en estas cosas que para eso ya están otros… ahora si por pedir fuera, un colegio estaría bien».
A la entrada de uno de los garajes, está un miembro de la directiva de la asociación. «Sí, el otro día tuvimos la reunión con la alcaldesa y ahora hay que esperar». Cuando se le pregunta por las dos opciones planteadas afirma que la petanca tiene bastante acogida en el barrio, de hecho «queríamos organizar el Trofeo Carranza de Petanca pero el Ayuntamiento nos dijo que no podía colaborar económicamente con nosotros y no lo hemos podido hacer».
Un ambulatorio
Cruzando la calle se encuentran Ana Hollo junto a su mario Luis Roldán, acompañados de Carmen Mesa. Ésta última está a favor de la colocación de un templo, «porque somos mayores y los otros nos quedan lejos», pero cuando se le pregunta por otro tipo de infraestructuras que serían necesarias para el barrio, cambia de postura. «Más que una iglesia nos haría falta un ambulatorio o un consultorio médico, porque tenemos que andar mucho hasta llegar al que está en la Barriada de la Paz».
Ana Hollo está de acuerdo con ella. «Antes que unas pistas deportivas prefiero que pongan otras cosas como el centro de salud, un colegio o unas instalaciones donde las personas mayores podamos distraernos». Ana está cansada de que se prometan cosas «y luego no hagan nada, y deberían habilitar un sitio donde pudiésemos hacer gimnasia». Esta vecina tiene parkinson y cuenta que le «cuesta mucho salir a la calle. En cuanto ando 500 metros me tengo que agarrar a mi marido por lo que un sitio donde poder ejercitarnos estaría muy bien».
La defensa
Sentada en otro banco de la plazoleta, se encuentra Ana. Ella es partidaria de que se construya la iglesia en los terrenos destinados para ello. «No me entusiasma ni la idea de las pistas de padel ni la de la petanca, por lo que prefiero que se ponga un templo al que podamos acudir a rezar».
Días atrás, el presidente de los vecinos, Luis Arenal, cuestionaba que el templo que se construyera en la parcela debiera ser católico y por ello proponía que se hiciera un estudio en el barrio para ver cuáles eran las religiones mayoritarias para así satisfacer a todos los vecinos.
Tanto Carmen García, como Francisca Cardia, Carmen Mesa y Ana Hollo, entre otras, afirmaron al 100% que en el caso que se decidiera finalmente alzar el nuevo templo, éste debería ser católico.
Las propuestas no sólo se quedaron en el barrio, también saltaron a la página web, donde numerosos internautas decidieron dejar sus comentarios acerca de posibles infraestructuras necesarias para el barrio. Algunas de ellos, los menos, defendieron la ubicación del templo pero la gran mayoría apostó por otros recursos como un centro social, más aparcamientos o nuevas casas… En fin, mil y una propuesta antes que ubicar una nueva iglesia.

Archivos de imagen relacionados

  • Astilleros
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...