MHUEL respalda al alcalde en su decisión de no asistir a la misa del Pilar

La asociación aragonesa Movimiento hacia un Estado Laico (MHUEL) considera un «avance sustancial» que por primera vez desde hace décadas un alcalde de Zaragoza, en este caso Pedro Santisteve, no haya acudido a la misa del 12 de octubre en su condición de regidor.

En una nota de prensa, MHUEL recuerda el principio de aconfesionalidad del Estado y de sus instituciones por lo que también valora positivamente que el grupo municipal de Zaragoza en Común no asistiese a la misa pontifical.

No obstante, consideran que en el acto de la ofrenda de flores «sobraba» la presencia del primer edil con banda y vara de representación ciudadana así como su decisión de ponerse a colaborar junto a los trabajadores municipales por considerar que la organización de este por parte del Ayuntamiento de Zaragoza ya está en consonancia a la cooperación que recoge la Constitución Española.

MHUEL destaca el «cumplimiento estricto» del principio de aconfesionalidad por parte del grupo municipal de CHA, quienes no asisten a ningún evento religioso de cualquier confesión en calidad de cargos públicos representativos.

Sin embargo, la entidad considera que el PSOE «volvió a dar la nota de color sepia en su desdichada y desnortada trayectoria política» ya que «con banda y muy rígidos, se les vio en la ofrenda y misa Pontifical posterior».

Para MHUEL es «desolador comprobar que los posicionamientos políticos en materia de laicismo institucional de su secretario general, Pedro Sánchez, deben ser cantos de sirena para ellos» y «se comportan como fámulos sin protector».

La asociación ha criticado asimismo al concejal socialista Roberto Fernández quien, recuerdan, en las jornadas laicas celebradas este año se comprometió a modificar el reglamento de protocolo, honores y distinciones y rechazó asistir a misas Pontificales en calidad de cargo público.

«Ni lo uno ni lo otro» lamenta la asociación que califica de «épica» la foto de Fernández «con banda de concejal estrechando la mano del actual arzobispo de Zaragoza en la Pontifical del 12 de Octubre en clara señal de sumisión y sometimiento.

Al grupo de Ciudadanos les informa de que «es más estimulante verles como agrupación del partido en la ofrenda de flores a título individual dentro del colectivo oferente que como cargos públicos con distintivos de representación ciudadana en otros actos».

Por último denuncia el «amarillismo» del PP en las redes sociales, aunque le agradece su «coherencia» porque «actúan como un partido confesional al uso y servicio de una sola religión a la que consideran la tradicional y verdadera».


MHUEL estima que «sobraba» la presencia de Santisteve en la ofrenda de flores con banda y vara de mando

20 minutos

Movimiento Hacia Un Estado Laico (MHUEL) ha estimado que «sobraba» la presencia del alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, en la ofrenda de flores a la Virgen del Pilar del pasado 12 de octubre ataviado con la banda y con la vara de representación ciudadana.

Además, han destacado el gesto que tuvo ese día el regidor de Zaragoza en Común (ZEC) de que una vez despojado de vara y banda se pusiera a colaborar junto a los trabajadores municipales en la organización floral.

Desde MHUEL han aplaudido que el grupo municipal de ZEC no asistiese a la misa pontifical y han reconocido «significativos avances» pero referente al «mini recorrido oferente corporativo» han abundado en que «sobraba» la presencia de tres tenientes de alcalde del equipo de gobierno «pese a los gestos de acudir sin banda de representación institucional y con atuendos típicos regionales».

En una nota de prensa han considerado que «creemos que ya es suficiente la organización de la ofrenda de flores por parte del Ayuntamiento de Zaragoza en consonancia a la cooperación aludida en el artículo 16.3 de la Constitución Española».

En cuanto al grupo municipal de Chunta Aragonesista han observado que «ninguna novedad» puesto que no asisten a ningún evento religioso de cualquier confesión en calidad de cargos públicos representativos y siguen en el cumplimiento estricto del principio de aconfesionalidad del Estado sin ningún tipo de cesión.

El grupo municipal del PSOE «volvió a dar la nota de color sepia en su desdichada y desnortada trayectoria política» ha criticado MHUEL al describir que acudieron con banda «y muy rígidos, se les vio en la ofrenda y misa Pontifical posterior».

Desde MHUEL han reconocido que «ya no sabemos que pensar de su actitud» al calificar de «desolador» comprobar que los posicionamientos políticos en materia de laicismo institucional del secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, «deben ser cantos de sirena para ellos. Huérfanos del ex alcalde Belloch, se comportan como fámulos sin protector», han ironizado.

Esta asociación ha dicho tener un «especial malestar y desencanto» con el portavoz adjunto del grupo municipal del PSOE, Roberto Fernández, porque en su participación en unas jornadas laicas organizadas por MHUEL «se comprometió a modificar el reglamento de protocolo, honores y distinciones aludiendo al artículo 8 y rechazó asistir a Misas Pontificales en calidad de cargo público, pero ni lo uno ni lo otro», han resumido.

En este sentido han calificado de «épica su foto con banda de concejal estrechando la mano del actual Arzobispo de Zaragoza, Vicente Jiménez, en la Misa Pontifical del 12 de Octubre en clara señal de sumisión y sometimiento».

Respecto al grupo municipal de Ciudadanos (C’s), MHUEL les ha recordado que «es más estimulante verles» como agrupación del partido en la ofrenda de flores a título individual dentro del colectivo oferente que como cargos públicos con distintivos de representación ciudadana en otros actos.

«Ciudadanos se proclama como un partido laico a pesar de la indefinición de parte de sus mensajes en clave nacional. En los próximos meses sabremos a que atenernos», han emplazado.

Para MHUEL «capítulo especial merece la conducta y actitud del grupo municipal del PP —henchidos en un viraje sin retorno a ser los vigías del occidente para preservar la unidad de destino en lo universal— se autoproclaman ‘La Corporación’, la única y verdadera que acompaña al pueblo de Zaragoza a los actos confesionales» entre los que han citado la Misa Pontifical, la ofrenda de flores, el Rosario de Cristal y la ofrenda de frutos.

«Su amarillismo en redes sociales es muy preocupante al creerse nombrados «In Pectore» por un poder y unas atribuciones que no les corresponden y así monopolizar el temible espacio que define el mal y el bien, los buenos y los malos», ha expuesto MHUEL.

No obstante, este Movimiento les ha reconocido que «por lo menos hay que agradecerles su coherencia porque ni confunden ni lo intentan. Actúan como un partido confesional al uso y servicio de una sola religión a la que consideran la tradicional y verdadera», ha relatado MHUEL para augurar que, «dentro de poco y vistos ciertos antecedentes, les veremos desfilar detrás del espectro del Conde de Rodezno entonando el himno de Oriamendi».

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...