MHUEL recomienda no marcar ninguna de las casillas destinadas para fines sociales o para la Iglesia Católica

MHUEL reafirma su «respeto absoluto a las creencias», pero «la financiación de radios, televisiones, campañas, publicaciones, sueldos, patronatos, fundaciones, etc., de una corporación privada con dinero público, de ninguna de las maneras»

Con motivo del inicio de la campaña IRPF 2015, MHUEL recomienda no marcar ninguna de las casillas destinadas para fines sociales o directamente para la Iglesia Católica. “La casilla para fines sociales revierte indirectamente en la Iglesia Católica al igual que la casilla propia”, explican.

Tal y como recuerda MHUEL, son 11.000 millones de euros los que recibe anualmente del Estado español la Iglesia por diferentes vías incluido el IRPF “a pesar de que los acuerdos aún vigentes entre la Santa Sede y el Estado español obligaban a la Iglesia a autofinanciarse a partir del tercer año de vigencia del citado acuerdo”.

“La realidad es tozuda, 36 años después -afirma MHUEL-, apenas noticias de autofinanciación y pidiendo al Estado recursos de todos los ciudadanos para mantener privilegios económicos abusivos y desorbitados en franco desafío al principio de igualdad jurídica y tributaria que recoge el actual marco constitucional”.

MHUEL reafirma su “respeto absoluto a las creencias”, pero “la financiación de radios, televisiones, campañas, publicaciones, sueldos, patronatos, fundaciones, etc., de una corporación privada con dinero público, de ninguna de las maneras”.

“Las respetables creencias deberían estar muy por encima del mercantilismo y del fin recaudatorio creado para privilegiar a una determinada confesión religiosa”, concluyen.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...