MHUEL pide firmas contra el expolio de la iglesia en la Cincomarza

El pasado 5 de marzo se ha celebrado en Zaragoza la fiesta de “la cincomarzada”.

Como viene siendo habitual año tras año los diferentes colectivos y Asociaciones ponen mesas en el Parque del Tío Jorge  para dar a conocer sus reivindicaciones y actividades en un ambiente festivo.

El Movimiento Hacia Un Estado Laico MHUEL que forma parte de la coordinadora estatal RECUPERANDO dedicó la jornada a repartir miles de cuartillas contra el expolio inmobiliario de la iglesia católica.

Se da la circunstancia de que gracias a la presión ciudadana en Zaragoza se ha podido recuperar San Juan de los Panetes un bien inmueble que se había apropiado la iglesia sirviéndose de una normativa franquista ampliada por el gobierno de Aznar,  y que pertenece al patrimonio del Estado.

Es necesario conocer al detalle de los bienes registrados a nombre de la iglesia para reclamar su devolución a su legítimo dueño.

Por este motivo se recogieron cientos de firmas para solicitar al gobierno de Aragón el listado de los bienes inmatriculados por los obispos al amparo del artículo 206 de la Ley Hipotecaria.

Animamos a todas las vecinas y vecinos a defender el patrimonio histórico y artístico que pertenece a la comunidad por que como dice el dicho popular: “Lo que es del común, no es de ningún”


Contra el Expolio Inmobiliario de la Iglesia Católica

Más de dos mil quinientos inmuebles en todo Aragón ha registrado a su nombre la iglesia entre 1998 y 2018.

¿Cómo lo ha hecho? Bastaba con la palabra del obispo ante el registrador para acreditar la propiedad.

¿Y eso era legal? Sí. La legislación franquista de 1946 daba ese privilegio a los obispos con una única salvedad: se excluían los templos.

¿La Constitución del 78 acabó con eso? No. Ningún gobierno ni partido con capacidad de hacerlo la impugnó ante el Tribunal Constitucional. Todos hicieron la vista gorda. Al revés, el Gobierno de Aznar en 1998 también permitió registrar los templos. Para cerrar el círculo, cuando la rebatiña finalizaba y emergía la escandalera, el Gobierno de Rajoy derogó la normativa para impedir reclamos de inconstitucionalidad.

En MHUEL llevamos años denunciando este expolio de bienes públicos. En Navarra, lograron que el Ministerio de Justicia de Zapatero ordenase a los registradores elaborar una relación de los bienes apropiados por los obispados y el escándalo fue monumental: ermitas y templos, cementerios, la casa del cura o la escuela, jardines y patios habían sido registrados y, algunos, vendidos.

En Aragón, el diputado Chesús Yuste siguió la senda navarra pero Rajoy lo impidió. Después, tanto las Cortes Aragonesas como las Españolas han aprobado proposiciones instando a elaborar y publicar el listado de las inmatriculaciones. Los gobiernos de Sánchez y de Lambán ya saben lo que hay. Pero el pueblo no.

El uno da largas y el otro marea la perdiz. El Consejero Gimeno informó del número de inmuebles apropiados por la iglesia en cada municipio, pero sin la identificación de cada uno. Y saber cuáles son es esencial: solo así se ha logrado anular la inscripción de San Juan de los Panetes registrada por el arzobispado a pesar de figurar en el patrimonio del Estado desde 1933.

La recuperación de estos bienes para el patrimonio común requiere el concurso de toda la ciudadanía, y exige conocer con detalle y exhaustividad los bienes registrados por la Iglesia al amparo de la normativa franquista. Por ello, instamos al Gobierno de Aragón a publicar la información contenida en las notas simples de los bienes inmatriculados por la Iglesia desde 1978 hasta la actualidad. Su silencio les hace encubridores y cómplices del expolio.

Movimiento Hacia Un Estado Laico (MHUEL)

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...