Mhuel anima a Belloch a que lleve el crucifijo del salón de plenos a un museo

Movimiento Hacia un Estado Laico ha afirmado, tras la sentencia que da la razón al Ayuntamiento de Zaragoza en el uso del crucifijo, que si el juez considera este símbolo religioso como una obra de arte su lugar no sería el Consistorio, sino un museo. Dicha asociación recuerda que la Constitución señala que el Estado es confesional.

La Asociación Movimiento Hacia un Estado Laico (Mhuel) ha mostrado su “insatisfacción” por la sentencia del Juzgado de lo Contencioso-administrativo número tres de Zaragoza que considera que el crucifijo del salón de plenos es un objeto de relevante valor histórico y artístico, que se encuentra en el Ayuntamiento desde el siglo XVII, por lo que no es obligatorio que sea retirado.

El vicepresidente de Mhuel, Antonio Aramayona, ha lamentado la “poca sensibilidad” del juez al considerar este símbolo religioso como “algo artístico”. Por este motivo, Aramayona ha animado al alcalde de la capital aragonesa a llevar el crucifijo a un museo. “También puede presentarse en el Pleno no sólo con la cruz, sino que también puede ir con un cuadro de Goya y con una estatua de Gargallo”, ha apuntado.

Otro de los aspectos que tampoco comparten los laicistas aragoneses del fallo del juez Luis Carlos Martín es con respecto a la “supuesta” libertad de los concejales en la participación en procesiones y actos religiosos. Aramayona mantiene que los ediles zaragozanos “están obligados” a participar en cualquier acto “siempre que lo diga el protocolo y sin tener en cuenta si es algo litúrgico”.

Por estas razones, el vicepresidente de la Asociación Movimiento Hacia un Estado Laico ha animado a las autoridades a que "implanten" la aconfesionalidad en las instituciones públicas. 

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...