México: la Secretaría de Gobernación llama a respetar laicismo en los comicios

El director general de Asociaciones Religiosas de la Secretaría de Gobernación (Segob), Álvaro Castro Estrada, llamó a los candidatos presidenciales y a los ministros de culto a ceñirse a la ley durante la contienda electoral que se desarrolla en el país.

El funcionario de la Secretaría de Gobernación (Segob) apuntó que las leyes que regulan una elección son muy claras y los aspirantes a la silla presidencial deben cumplirlas.

“Las leyes están para regular la conducta del hombre en sociedad. Que las leyes que tenemos se cumplan, y se acabó, es un principio de legalidad, de una cultura de la legalidad”, señaló.

Castro Estrada confió que en el marco de la actual elección no aparezcan, por ejemplo, símbolos religiosos de ningún tipo, ya que “utilizar símbolos religiosos en materia electoral está prohibido”.

Recordó que en el caso de candidatos o de servidores públicos corresponde al Instituto Federal Electoral (IFE) investigar cualquier violación en este campo, así como integrar el expediente e identificar si se da o no la hipótesis normativa que pueda generar una sanción.

Sin embargo, en el caso de los ministros de culto es responsabilidad de la Dirección de Asuntos Religiosos de la Segob establecer las sanciones respectivas.

Comentó al respecto que en febrero pasado la Comisión Sancionadora, el órgano colegiado de la dependencia federal previsto en el artículo 30 de la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público que tiene a su cargo resolver procedimientos administrativos por presuntas violaciones a la normatividad, resolvió en procesos administrativos instaurados contra cuatro ministros de culto.

El funcionario mencionó que en esos casos la Comisión Sancionadora determinó hacerles un apercibimiento para que se abstengan de realizar proselitismo o propaganda a favor o contra algún candidato, partido o asociación religiosa.

En cuanto a las acusaciones que se han hecho a la administración del presidente Vicente Fox de que manifiesta un apoyo abierto a la religión católica, externó que éstas son aisladas y que los conceptos algunas veces se confunden.

Castro Estrada planteó que la laicidad significa que el Estado mexicano es aconfesional, no abraza una sola religión y es neutral respecto del reconocimiento y respeto a cualquier creencia religiosa.

Aseguró que hoy por hoy el espectro religioso mexicano es plural y el Estado reconoce, desde el punto de vista legal, la igualdad jurídica de las asociaciones religiosas frente a la ley.

Mencionó que el laicismo, que es un concepto distinto, ya tiene una connotación extrema en el sentido de que es antirreligioso.

“Esa situación se ha combatido y con muy buenos resultados en esta administración”, aseguró y aclaró que “el Estado mexicano no es antirreligioso, es aconfesional, que es otra cosa”.

Externó que las propias asociaciones religiosas saben que las puertas de la dependencia están abiertas para cualquier confesión.

“Aquí entran y salen como por su casa, por decirlo en términos coloquiales, porque saben que en esta oficina se respetan las creencias distintas y se les da igualdad de trato”, dijo.

A manera de ejemplo se refirió al hecho de que la Ley de Asociaciones Religiosas establece una prohibición expresa a servidores públicos para acudir a ceremonias religiosas.

No obstante, pueden asistir a este tipo de eventos, siempre y cuando no se ostenten como tales, hagan manifiesto su carácter oficial o actúen en el ejercicio de atribuciones que legalmente le corresponden, aclaró.

Estableció que los servidores públicos tienen convicciones y derecho a asistir a una ceremonia de culto, siempre y cuando distingan muy bien que lo hacen a título personal.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...