México: Grupos evangélicos piden a Rubén Terán tipificar la discriminación religiosa como delito grave

La Asociación Civil Factor Ciudadano FREPONAR, que dirige Luis Antonio Herrera Pérez, realizó una reunión de análisis con candidatos al senado y la diputación federal del partido Movimiento Regeneración Nacional (MORENA), a fin de exponer propuestas en materia de legislación a la libertad de ideas y creencias religiosas.

El encuentro se realizó este jueves en un conocido lugar de la capital, donde se propusieron sanciones severas a la discriminación con la reforma al Código Penal Federal para que se tipifique como delito la discriminación por motivos religiosos, estableciendo que estas conductas sean penalizadas de uno a tres años de prisión.

Lo anterior, porque  hay casos graves en entidades como Oaxaca, Chiapas y Guerrero, donde se han registrado episodios desde la negación de servicios, acceso a programas de apoyo social, hasta la quema de casas y templos, sin que la propuesta trastoque los principios de separación iglesia-estado.

Asimismo, hicieron un llamado a la conciencia de los servidores para que se traduzca en una ley moral de las instituciones públicas, ya que es necesario cumplir los principios y que los servidores públicos brinden un servicio de utilidad social, pues su trabajo debe beneficiar a todas las personas y no utilizar ese lugar para fines personales, el servidor público administra recursos que son de la sociedad y al apoderarse de ellos comete un delito como la malversación de fondos o actos de corrupción.

Al invocar la Ley Moral comprometa al servidor público a un comportamiento intachable honesto, leal y transparente, pues su actuación está regida por diversos reglamentos y normas que están inscritas en la Constitución;  sin embargo, como forma parte de un sistema en descomposición no pueden ser jueces de sí mismos, concluyendo “el buen juez por su casa comienza”.

Respecto a la discriminación religiosa, coincidieron en que existen personas que son limitadas en el acceso a la enseñanza pública, servicios de salud o en casos extremos, miembros de una comunidad religiosa son encarcelados o desplazados por sus creencias.

En este sentido, el estado tiene el deber de abstenerse a discriminar contra personas o grupos por motivos de religión y creencia, ya que ésta debe de proteger y reconocer la libertad de religión y adoptar medidas para garantizar las prácticas dentro de la normatividad sin discriminación alguna.

Incluso, proponen ampliar el artículo 24 Constitucional al cumplirse de manera parcial ya que solo algunas religiones son consentidas por lo que se debe plasmar legalmente la ampliación a este artículo pues debe incluir “el culto externo“, y debe ser de aplicación general.

Durante la reunión asistieron representantes de diversas iglesias, Joel Hermenejildo Alejo, presidente de la Unión de Líderes Cristianos y principal organizador de las marchas de gloria en el estado con una integración de 140 iglesias, Ezequias Zugaide Rivera, pastor de la iglesia de Dios de la República Mexicana con cinco congregaciones en Tlaxcala.

Raymundo Barbosa Canales, representante de la Unión de Iglesias Evangélicas con 28 en la entidad, Randy Allen Garvey Harris, apóstol y fundador de las iglesias El Río Internacional y representante para Latinoamérica de Ríos de Limpieza. Israel Valenzo, evangelista, pastor fundador de la iglesia del señor y cede de la cumbre global de liderazgo.

José Isaac Ramírez Celis, presbítero del concilio nacional de las asambleas de Dios de la región, con 132 iglesias afiliadas, así como Armando González Torres, representante de los Gedeones Internacionales Campamento Tlaxcala y Asociación de Hombres de Negocios y Profesionistas Cristianos.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...