Metro de Madrid se niega a informar sobre la cesión gratuita de espacios publicitarios para la Iglesia Católica

En concreto para la difusión de la campaña “La Gran Vigilia de la Inmaculada”, lo que supone un privilegio más de financiación pública a la religión.

METRO DE MADRID SE NIEGA A INFORMAR SOBRE SI LA IGLESIA CATÓLICA LE PAGA CANTIDAD ALGUNA POR UTILIZAR CENTENATES DE SOPORTES PUBLICITARIOS PARA SU CAMPAÑA ANUAL DE “LA GRAN VIGILIA DE LA INMACULADA”.

PODRÍAMOS ESTAR ANTE UN CASO MÁS DE PRIVILEGIOS CONCEDIDOS POR INSTITU­CIONES PÚBLICAS A ENTIDADES RELIGIOSAS, EN ESTE CASO EN EVIDENTE PERJUICIO DE LOS INTERESES ECONÓMICOS DE LOS USUARIOS Y TRABAJADORES DEL METRO.

El pasado 1 de marzo de 2012 Europa Laica envió un escrito -vía burofax- a Metro de Madrid S. A., solicitando a su Consejero Delegado, D. Ignacio González Velayos que aclarara la veracidad o no, de unas informaciones, recibidas en nuestra Asociación, que denunciaban una supuesta cesión gratuita de espacios publicitarios de dicha empresa a la Iglesia Católica para la difusión anual de su campaña de “La Gran Vigilia de la Inmaculada” en las fechas previas a cada 8 de diciembre. Hasta el momento no hemos recibido contestación alguna.

Este año hemos podido comprobar cómo dicha campaña ha vuelto a aparecer en centenares de so­portes publicitarios ubicados en las instalaciones de esta empresa pública, participada al 100 % por la Comunidad de Madrid, cuya contratación, a precio de mercado, ascendería a decenas de miles de euros, que, supuestamente, Metro de Madrid estaría dejando de ingresar, voluntariamente, por tratarse de la Iglesia Católica, con el consiguiente perjuicio económico directo para todos los usuarios, trabajadores de la empresa y para los contribuyentes en general.

En primer lugar, denunciamos el oscurantismo de la dirección de Metro de Madrid al no contestar a la solicitud de información realizada en marzo pasado.

En segundo lugar, de ser cierto que a la Iglesia le salen gratis dichas campañas, estaríamos ante un trato de favor por parte de una empresa pública hacia una entidad religiosa, lo que contravendría el principio de aconfesionalidad del Estado que proclama nuestra vigente Constitución.

En definitiva, denunciamos ante la opinión pública la opacidad de Metro de Madrid y este supuesto trato de favor continuado a la Iglesia Católica, y solicitaremos, oficialmente, a los Grupos Parlamentarios de la Asamblea de Madrid que exijan al Gobierno Regional, que aclare cuanto antes estas supuestas irregularidades.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...