Mentiras y boicot contra Educación para la Ciudadanía

El presidente de la Confederación Católica Nacional de Padres de Familia y Padres de Alumnos (CONCAPA), persiste en su campaña contra la asignatura Educación para la Ciudadanía (EpC), promoviendo la objeción de conciencia y ahora mintiendo. Luis Carbonel aseguró en el programa de TVE 59 segundos, que esta materia sólo se imparte en Rumanía. Sin embargo, fuentes del Ministerio de Educación han confirmado a elplural.com que países como Finlandia, Dinamarca, Suecia, Francia, Gran Bretaña o Noruega, ofrecen esta asignatura, presente de una u otra forma en todos los países de la Unión Europea.

 

El consejo de ministros de la Unión Europea, en la directiva 2002/12, instó a todos los países de la Unión a que abordaran reformas educativas para incorporar, con carácter prioritario, un área curricular (el equivalente a una asignatura) sobre EpC. Sin embargo, el Gobierno de José María Aznar no hizo nada al respecto.


“No es un invento del Gobierno”
La recomendación europea para crear esta asignatura se realizó tras detectar un auge de los movimientos xenófobos y violentos. Las instituciones comunitarias vieron en ella una buena herramienta para abordar este problema. Además, en 2002 se decidió también que el 2005 se convirtiera en el año de la ciudadanía. Fuentes del Ministerio de Educación, explicaron a elplural.com que la incorporación de EpC “esto no es un invento del Gobierno” de Zapatero.


Los opositores
Organizaciones como CONCAPA, una parte de la Iglesia como el arzobispo de Toledo, Antonio Cañizares, y el portavoz de la cúpula de la Iglesia católica, Juan Antonio Martínez Camino, asociaciones como el Foro de la Familia y Profesionales por la Ética, han desplegado una campaña inusitada contra esta asignatura. Las acusaciones de que servirá de “adoctrinamiento” no tienen fundamento, ya que los centros concertados podrán elegir el profesor que imparta esta asignatura que promueve el comportamiento cívico, democrático, responsable y participativo.


Consenso mayoritario
A pesar del ruido generado, EpC cuenta en realidad con un consenso mayoritario en la comunidad educativa. “Es una polémica estéril”, afirman desde el ministerio. Están a favor los sindicatos, la Confederación Española de Asociaciones de Padres de Alumnos CEAPA y FERE, la gran patronal educativa que tiene el 80% de los colegios religiosos.


Visto bueno del Congreso
Fuentes ministeriales confirman también que sí hubo una polémica en el seno del Consejo Escolar “porque había gente que pensaba que la asignatura debía de ser transversal (repartida entre las distintas asignaturas obligatorias). Finalmente salió adelante la propuesta del Gobierno, que la impulsó a través de una ley orgánica que aprobó el Congreso de los Diputados.


FERE, contra la objeción de conciencia
Ante la campaña promovida por 30 asociaciones ultracatólicos a favor de la objeción de conciencia, solicitada ya por colegios homófobos como Monte Tabor, FERE-CECA envió esta pasada semana una circular a los titulares de sus centros en la que especifica que aquéllos que no impartan la materia podrán ser «objeto de sanciones» como la “retirada del concierto” o de la “autorización para enseñar”. El texto hace hincapié en los avances que ha realizado el Ministerio de Educación para adaptar la asignatura “al carácter propio católico” de los centros.


La iglesia calló ante la Formación del Espíritu Nacional
A pesar de este esfuerzo de adaptación, el presidente de la CONCAPA, sigue atacando esta disciplina por considerarla “adoctrinadora”. Carbonel la ha llegado a comparar con la Formación del Espíritu Nacional (FEN), impartida en el franquismo. El catedrático de Derecho Constitucional, J. A. González Casanova, afirmó por el contrario en El País, que es “pura calumnia interesada alegar, como alega la jerarquía eclesiástica, que se trata de un totalitarismo moral contrario a la fe cristiana”. Esta jerarquía, sostiene, “quien no dudó en bendecir el nacionalcatolicismo del catón franquista obligatorio, protesta ahora por que se forme a la juventud en la tolerancia respetuosa”.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...