Melilla ayudará a pagar los ritos en entierros de musulmanes

La Ciudad concede una subvención de 90.000 euros a la Asociación Musulmana para los gastos de su local, comprar un coche fúnebre, organizar conferencias…

COMENTARIO: Desde el movimiento laicista, estamos tan en contra de la financiación de la iglesia católica, como de esta subvención a los musulmanes para ayudas a sus ritos funerarios. Nuevamente se confunde la aconfesionalidad del Estado con un pluriconfesionalismo, que además deja fuera cualquier convicción no religiosa. Desde el laicismo estamos por la plena libertad de conciencia, por lo que el Estado tiene que ser neutral ante cualquier creencia o convicción. Financiar cualquier religión supone una vulneración de esa libertad de conciencia y de la igualdad de todas ellas.

La Ciudad Autónoma ha dado una subvención de 90.000 euros a la Asociación Musulmana de Melilla para, entre otras cosas, colaborar con los gastos derivados de los ritos funerarios que se hacen durante el traslado de cadáveres, inhumaciones y sepelios de musulmanes.
 
Lo que se busca es “garantizar la observancia de las reglas tradicionales islámicas” en los entierros y dar “un enterramiento digno” a los musulmanes melillenses, según publicó ayer el Boletín Oficial de Melilla (BOME). 
 
Con este dinero la Asociación Musulmana de Melilla también podrá comprar un coche fúnebre y pagar los arreglos, el mantenimiento, el suministro de combustible y el seguro del vehículo. También podrá sufragar los gastos de formación del personal encargado del servicio funerario y elaborará todos los informes que la Ciudad le pida al respecto.
 
Comunicación y conferencias
La Asociación Musulmana de Melilla también está autorizada a incluir en los justificantes de la subvención de 90.000 euros que le ha concedido este año la Ciudad Autónoma los gastos de alquiler y suministros de su sede, así como las obras de acondicionamiento que se hagan en el local que tiene esta entidad en la calle García Cabrelles, número 27 de Melilla.
 
De la partida de 90.000 euros también habrá que sacar un pellizco para organizar conferencias , celebrar festividades y tradiciones culturales y religiosas.
 
De hecho, el convenio firmado por la consejera de Presidencia, Esther Donoso, y Dris Abdelkader Tieb, presidente de la Asociación Musulmana de Melilla, prevé que esta institución pueda asesorar a la ciudad en cuestiones relativas a las festividades islámicas.
 
Tanto la Ciudad como la Asociación Musulmana se proponen colaborar en “actividades que tengan como finalidad la divulgación y el conocimiento por parte de todos los melillenses de los distintos aspectos relacionados con la cultura y la religión musulmanas”, según el Boletín Oficial de Melilla.
 
Asimismo, la Asociación Musulmana tiene el visto bueno de la Ciudad Autónoma para incluir entre los justificantes que luego tendrá que presentar de la subvención recibida, los gastos de asesorías financieras y jurídicas;  y los gastos notariales y periciales de los proyectos pagados con dinero público.
 
Por último, la entidad presidida por Dris Abdelkader Tieb podrá incluir en la partida de los 90.000 euros que la Ciudad Autónoma todos los gastos derivados de los boletines o páginas webs que se hagan para difundir la labor de la Asociación Musulmana de Melilla. La idea es que se promocionen las tradiciones culturales y religiosas musulmanas y las actividades que fomenten su relación con las demás culturas, concluye el BOME.
Consultado sobre la subvención recibida, Abderramán Benyahya, secretario de la Asociación Musulmana, dijo ayer a El Faro que esta ayuda entra “en la relación de cooperación con la Ciudad Autónoma” y se destinará “sobre todo a actividades de difusión de la cultura musulmana, a propiciar un mayor conocimiento de las tradiciones islámicas y a trabajar en el marco de las relaciones multiconfesionales”.
 
Entre las festividades que se organizan con esta ayuda está el Ramadán. También las jornadas de Religión, Ciudadanía y Espacio Público, con la colaboración de la Universidad Menéndez Pelayo, la cátedra Ignacio Ellacuría y el Centro Unesco que celebrarán su segunda edición en noviembre próximo.
 
Los nombres de los ponentes que vendrán a estas jornadas de Melilla aún no están cerrados, pero “estarán a la altura de conferenciantes del año pasado como el secretario general del Instituto Cervantes, Rafael Rodríguez Ponga, o la investigadora Ana Planet”, adelantó Abderramán Benyahya.
 
La Asociación Musulmana cambia sus estatutos para modernizarse
Los cerca de 300 socios que actualmente tiene la Asociación Musulmana de Melilla serán citados “próximamente” a una asamblea extraordinaria para votar los nuevos estatutos aprobados en la reforma de mayo pasado. Con su voto, los socios ratifican su pertenencia a la entidad y antes de emitirlo recibirán por carta una copia de los nuevos principios por los que se regirán a partir de ahora.
 
“Estamos funcionando desde 1968 y aquellos estatutos eran acordes a la primera Ley de Libertad religiosa. En el año 1991 decidimos reformarlos para adaptarlos a nuevos fines y a otro tipo de actividades. Ésta es la tercera reforma y se reforman porque ya no tenemos que reivindicar determinados derechos que tenemos reconocidos. Ahora la asociación está en la dinámica de asumir las relaciones multiconfesionales y multiculturales”. Así lo explicó ayer a El Faro Abderramán Benyahya, secretario de la Asociación Musulmana de Melilla.
 
Casualmente, Benyahya recibió ayer una carta del Ministerio del Interior en el que le echan para atrás los nuevos estatutos porque el documento lo firmó con su patronímico (Benyahya) aunque en su DNI aparece con el nombre de Abderramán Mohamed. “Acostumbrado a firmar Benyahya aquí en Melilla, se me coló esa firma en el documento”.
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...