«Me pregunto si se podrá hacer el amor en España durante las visitas del Papa, para no herir su sensibilidad»

El escritor y filósofo José Luis Sampedro analiza en un vídeo colgado en Youtube la inminente visita del Papa a Madrid y lo hace para alertar del "chantaje" que los obispos practican con el voto católico, pero también con el entreguismo de las autoridades públicas respecto a las exigencias eclesiales. Por ejemplo en cuanto a la prohibición de una campaña de preservativos en los buses públicos en los días de la visita, ironiza preguntándose si "se podrá hacer el amor en España durante las visitas del Papa, para no herir la sensibilidad del señor".

En el vídeo, Sampedro alerta de que la visita del Papa “forma parte de un aspecto general que es la dejación de sus deberes de este y los demás Gobiernos frente a la Iglesia, el miedo al voto llamado católico, en el que se basan los obispos para hacer un chantaje”.

“La religión, un uso social”
Y explica: “En España según las estadísticas oficiales, aunque estemos bautizados la inmensa mayoría a misa no va más que el 27%, las tres cuartas partes laicos de hechos (…) la religión se ha convertido en un uso social, como resulta gratis… Si se pusiera en su sitio a la Iglesia habría un voto en contra incluso de los que no van a misa”.

Alerta sobre la “colonización” de las mentes infantiles
De ahí las “concesiones constantes a la Iglesia en todos los terrenos (…) sobre todo en algo que es gravísimo, la colonización de las mentes infantiles en la primera infancia (…) amueblando la mente de mitos y conceptos (…) con eso se da la base para impedir que sean ciudadanos, pensamiento único que no es libre, coaccionado con lo que han recibido, no sólo permitido por las autoridades sino financiado por ellas, por lo público”.

“Entrega tan grotesca que da risa”
Y es que Sampedro advierte de que “para que haya democracia tiene que hacer demócratas”, por lo que insta a una enseñanza que vaya “a la libertad de pensamiento” y que evite hechos actuales como la fabricación del voto. “El viaje del Papa es monstruoso, por qué tenemos que financiar un turismo religioso”, inisiste. “Hemos llegado a un momento de entrega tan grotesca que da risa además de indignación”, apunta, y aludiendo a que no se podrán anunciar los preservativos en autobuses públicos coincidiendo con la visita, pregunta si “se podrá hacer el amor en España durante las visitas del Papa, para no herir la sensibilidad del señor”.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...