Mateos afirma que quien no curse Educación para la Ciudadanía «no podrá aprobar»

El consejero sostiene que ¿ni ha habido ni va a haber ninguna polémica respetando la libertad de cada uno

El consejero de Educación, Juan José Mateos, aseguró hoy en Fuentes de Nava (Palencia) que los alumnos cuyos padres siguen objetando pese a la sentencia del Tribunal Supremo (TS) y no cursen Educación para la Ciudadanía “no podrán aprobar con la consecuencia que conlleva una asignatura obligatoria”.

Mateos pidió a los padres que “tengan confianza en Castilla y León” y recordó que en la Comunidad existe un currículo educativo “neutro”, que a su juicio “está de acuerdo” con el fallo judicial emitido por el TS. “No provoca ideologías en los propios alumnos y respeta a los padres, siendo positivo que una parte de la educación la impartan las familias pero la otra parte la debemos llevar a cabo nosotros en la asignatura de acuerdo a la ley”, precisó.

“Pedimos a los padres que la normalidad sea una de la características esenciales de la educación en Castilla y León”, sostuvo el consejero. En este sentido, abundó en que “de esta forma se hará que los niños y las niñas, con la formación recibida en las aulas, puedan ser mejores ciudadanos en el futuro”.

“Ni ha habido ni va a haber ninguna polémica respetando la libertad de cada uno”, mantuvo Juan José Mateos. Igualmente recordó que los 135 alumnos que no han cursado hasta ahora Educación para la Ciudadanía y estaba atendidos en bibliotecas u otras dependencias “pasarán a las clases intentado que el tiempo que han perdido en esta asignatura lo recuperen con distintos mecanismos que pondrán en marcha cada uno de los colegios en función del número de alumnos afectados”.

El consejero de Educación asistió hoy en Fuentes de Nava al programa ‘Desayunos del Corazón’, que desde hace ocho años, junto a los colectivos de fabricantes de pan y los farmacéuticos de la Comunidad, intenta crear hábitos de alimentación cardiosaludables entre los alumnos más jóvenes. “Debe saber alimentarse desde que uno empieza su jornada de trabajo o estudio y ese es el objetivo, ahondar en la experiencia médica que aconseja la dieta mediterránea”, concretó Mateos.

**********************************************************************************************

“Tenemos claro que los alumnos van a seguir siendo objetores de la asignatura”
La presidenta de Soria Educa destaca que ninguno de los 30 jóvenes objetores acudió ayer a clase

“Tenemos claro que nuestros hijos van a seguir siendo objetores de la asignatura de Educación para la Ciudadanía”. Así de tajante se mostraba ayer la presidenta de la plataforma Soria Educa en Libertad, Marisa Luisa Pérez. De hecho, ninguno de los 30 objetores de la provincia acudió ayer a clase de esta asignatura que se cursa en 2º y 4º de Educación Secundaria.

Unas declaraciones que realizó al hilo del levantamiento de la suspensión cautelar, por parte del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, que establecía la posibilidad de no cursar esta materia. Pero tras esta medida, “se han revocado las medidas que se habían concedido a nuestros hijos”, explicó Pérez, y ahora, “estamos esperando las instrucciones de la Consejería de Educación”. Pérez indicó que “la decisión última de que los niños vuelvan a clase es de los padres”. Y, dadas las circunstancias, los progenitores no están por la labor. Así, el pasado sábado mantuvieron una reunión con los padres implicados y todos se negaron a que sus hijos reciban esta asignatura tal y como, actualmente, está planteada.

Y es que, hasta la semana pasada, los alumnos que estaban obligados a cursar la asignatura y habían solicitado la objeción se encontraban cautelarmente eximidos de tal obligación, bien por la medida cautelar adoptada en sede judicial o por la adoptada en vía administrativa. Ahora, habiéndose dejado sin efecto el amparo de no cursar la asignatura la Administración dictará de manera inmediata instrucciones referidas a la recuperación de dicha asignatura, que se conocerán próximamente.

“No entendemos este empecinamiento que está habiendo por parte de la Administración por no resolver la situación”. De todas formas, mientras, estos 30 chavales están recibiendo contenidos referentes a la Constitución o a los derechos humanos, que también forman parte del programa. “Los padres estamos abiertos a otras opciones, pero nos negamos a que nuestros hijos reciban la asignatura tal y como está planteada”, continúó Pérez.

Arriesgarse al suspenso

Actualmente, y con las medidas cautelares, los jóvenes estaban “exentos y no evaluados”, sin embargo, añadió la presidenta de Soria Educa en Libertad, “si la Junta no quiere tomar medidas, podrían arriesgarse al suspenso”.

Evidentemente, explicó Pérez, “nuestros hijos son conscientes de lo que está pasando, cuando sacas a un alumno de clase le explicas la situación”. Los jóvenes, añadió, “comprenden lo que está pasando y conocen su importancia”. Y es que, destacó, “se podrá dudar qué hay detrás de una decisión que está tomada por el Estado, pero cuando los padres toman una decisión está claro que buscan lo mejor para sus hijos”. Así las cosas, de momento, estos jóvenes seguirán sin acudir a estas clases.

Por su parte, HERALDO intentó ponerse en contacto con el responsable de Educación de la delegación territorial de Soria, pero la Junta ha declinado, de momento, hacer declaraciones.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...