«Matar a los apóstatas no es una violación de los derechos humanos»

Ya en 2013, el Departamento de Desarrollo Islámico de Malasia (Jakim) insistió en que las denuncias de abusos contra los derechos humanos en contra de Malasia no eran genuinas. En vez de eso, fueron parte de un malvado plan para socavar el Islam mediante la imposición de un orden del día lesbiano, bisexual, gay y transgénero (LGBT) en el país. (http://www.themalaymailonline.com/malaysia/article/illegitimate-comango-funded-by-foreign-powers-alleges-muslim-ngos).

Una figura destacada de Jakim llamada Mohd Aizam Mas’od, ha escrito un artículo (www.islam.gov.my/sites/default/files/apostasy_is_not_human_rights.pdf) en el que sostiene que matar gente por apostasía es lo que hay que hacer para proteger el Islam:

«…Por lo tanto, es el derecho de todos los musulmanes proteger lo sagrado de su religión. Los crímenes de sus seguidores empañan la pureza del Islam. La apostasía es uno de los crímenes más graves de acuerdo al Islam. Como tal, la apostasía no es un derecho, está prohibida por el Islam. Por lo tanto, cualquier apóstata que se niega a arrepentirse debe ser castigado.»

«…si sigue desafiante e insiste en apostatar, el final es una pena de muerte por motivos de «hirabah» (al- qatlu hirabatan). Esto significa que los apóstatas no se ejecutan debido a su infidelidad, sino por motivos de hirabah (al- Buti, 2004: 85-87).»

Más información en inglés: http://freethinker.co.uk/2015/12/02/killing-apostates-is-not-an-infringement-of-human-rights/

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...