Matan a una cristiana somalí por negarse a llevar el velo

Tres enmascarados miembros de un grupo islamista de Somalia dispararon y mataron la semana pasada a una cristiana somalí que se negaba a llevar el velo como prescribe la costumbre musulmana, según fuentes cristianas de Somalia.

Miembros del grupo Suna Waljameca mataron a Amina Muse Ali, de 45 años, el pasado 10 de octubre a las 21:30 h en su casa en Galkayo, en la región autónoma de Puntland (Somalia), señala la fuente que solicita el anonimato por razones de seguridad.

Ali había dicho previamente a los líderes cristianos que había recibido varias amenazas de miembros de Suna Waljameca por no llevar el velo, símbolo de sumisión al Islam. Contó que miembros del grupo habían seguido sus movimientos desde hace mucho tiempo porque sospechaban que era cristiana.

La citada fuente dice haber recibido una llamada de Ali el pasado 4 octubre diciendo: “Mi vida está en peligro. Me han avisado de graves consecuencias si continuo viviendo sin ponerme el velo. Necesito las oraciones de la comunidad”.

“Sufrí un ‘shock’ indescriptible cuando recibí la noticia de que la habían matado de un disparo”, dijo la fuente de Somalia a Compass Direct por teléfono. “Ojalá la hubiera traído aquí. Hemos perdido a una fiel cristiana.”

LA HISTORIA DE AMINA Y SUS ASESINOS
En 1994 Ali trabajaba con el contingente belga de operaciones de las Naciones Unidas en Somalia, como traductora. El mismo año fue traductora durante una conferencia de paz que aspiraba a acortar distancias entre los clanes en lucha en la región de la baja Juba, también en Somalia.

En 1997 Ali, huérfana y soltera, se unió a la Organización Somalí de Hermanos Cristianos (un movimiento conocido como la Organización Somalí de la Comunidad). Como tal, había sido un miembro activo de la iglesia cristiana subterránea en la región de Lower Juba. Los extremistas musulmanes habían puesto a esta organización en su punto de mira, matando a algunos de sus miembros al encontrarlos en posesión de Biblias.

Amina Muse Ali había llegado a Somalia (a Galkayo de Jilib, a 56 millas de Kismaayo) en 2007. Fue luego a Puntland invitada por una amiga íntima, Saynab Warsame, coincidiendo con el momento en el que el grupo extremista Al Shabab invadió Kismaayo, según las mismas fuentes; que dijo que no se sabe si Warsame estaba al corriente de la conversión de Ali del Islam al Cristianismo. “Puede que no lo supiera porque Warsame no es cristiana”, añade.

Los asesinos pertenecen a Suna Waljameca, un grupo que se considera como “moderado” en comparación con Al Shabaab, contra la que ha luchado por el control de áreas en Somalia. Es uno de los varios grupos islámicos del país que aboga por la adopción de una interpretación estricta de la sharia de Shabaal, del que se dice que tiene vínculos con Al Qaeda. Otro grupo que compite por el poder, es el partido político Hisbul Islam.

Entre los grupos islámicos militantes, se dice que Suna Waljameca es el grupo predominante en Puntland.

Se desconoce cuántos "cristianos secretos" hay en Somalia. Fuentes de Compass indican que no quedan más de 75, mientras que la revista The Economist aproxima su estimación a “no más de” 1.000. Pero lo que es cierto es que están en peligro tanto por los grupos extremistas como por la ley Somalí. A la vez que se proclamaba moderado, el Presidente Sheik Sharif Sheik Ahmed ha adoptado una versión de la sharia que impone la pena de muerte para los que abandonen el Islam.

MÁRTIRES CRISTIANOS
La muerte de Ali sigue a los asesinatos de otros varios cristianos a manos de extremistas islámicos el año pasado. Hay fuentes que informan a Compass de que un líder de la milicia extremista islámica Al Shabaab en Lower Juba, identificado sólo como Sheik Arbow, mató de un disparo a Marian Muhina Hussein, de 46 años, el 28 de septiembre en el pueblo de Marerey tras descubrir que tenía seis Biblias. Marerey está a cinco millas de Jilib y es parte de la región de Juba central.

El 15 de septiembre militantes de Al Shabaab dispararon a Omar Khalafe, de 69 años en uno de sus controles a seis millas de la Meca.

En agosto, extremistas de Shabaab que buscaban pruebas de que un hombre se había convertido del Islam al Cristianismo, le mataron de un disparo cerca de la frontera somalí con Kenia, según informan dichas fuentes. Los rebeldes mataron a Ahmed Matan en Bulahawa, Somalia, el 18 de agosto.

En Mahadday Weyne, 62 millas al norte de la capital somalí de Mogadiscio, islamistas de Al Shabaab mataron el 20 de julio a otro convertido del Islam, Mohammed Sheik Abdiraman, a las siete de la mañana, según relata a Compass un testigo presencial. Se dice que los milicianos también decapitaron a siete cristianos el 10 de julio. Reuters informa de que los mataron en Baidoa por ser “espías” y cristianos.

El 21 de febrero los milicianos de Al Shabaab decapitaron a dos chicos jóvenes en Somalia porque su padre, Musa Mohammed Yussuf de fe cristiana, se negó a divulgar información sobre el líder de su iglesia, según relata el propio Musa Mohammed, de 55 años, en un campo de refugiados de Kenia.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...