Más turistas pero el mismo santo déficit

El patrimonio neto de la Santa Sede aumentó en 939 millones de euros, que por lo visto antes no estaban contabilizados, vinculados a fondos y propiedades de algunos entes vaticanos.

No todas son flores para el Vaticano. El balance de la Santa Sede de 2014 muestra un déficit de más de 25 millones de euros y se prevén cuentas en rojo también para 2015. Pero, a diferencia del estado de la Santa Sede, la gobernación de la Ciudad del Vaticano, que se ocupa de los ingresos y gastos del Vaticano en Roma, tiene un superávit debido a inversiones y a actividades culturales, principalmente los ingresos producidos por los museos, en particular al gran Museo de la Ciudad del Vaticano. Frecuentado por varios miles de turistas cada mes, el Museo Vaticano es uno de los más importantes de Roma, porque no sólo conserva obras artísticas e históricas referidas al cristianismo, sino a buena parte de las importantes culturas del mundo. Entrar al Museo Vaticano puede significar varias horas de cola y convivir durante la visita con una increíble masa de personas que se mueve en cada sala con el principal objetivo de ver la majestuosa Capilla Sixtina pintada por Miguel Angel. Y la marea de turistas y peregrinos al parecer ha aumentado considerablemente desde que Francisco fue elegido papa en 2013.

Las autoridades financieras vaticanas, es decir la Secretaría para la Economía, se apuró a aclarar que 2014 ha sido un año de transición hacia las nuevas políticas de administración financiera basadas en los Estándares Internacionales de la Contabilidad de Sector Público (Ipsas) que persiguen las transparencia en materia financiera y que el Vaticano se ha comprometido a adoptar hace algunos meses. “El camino de la transición a las nuevas políticas prosigue satisfactoriamente y la Secretaría ha constatado que el interés y la cooperación de los diferentes entes son muy positivos”, dijo en una nota el Vaticano.

Concretamente, el balance de la Santa Sede dio como resultado un déficit de 25,6 millones de euros, muy cercano al déficit de 2013, que fue de 24,5 millones. El Vaticano aclaró sin embargo que si a los resultados del 2013 se aplica el mismo tratamiento contable utilizado para el 2014, es decir las nuevas normas, el déficit de 2013 se elevaría a más de 37 millones de euros, por lo cual, en realidad, en 2014 ha habido una mejoría debida sobre todo a las nuevas inversiones, indicó el Vaticano, sin especificar a cuáles se refería. Se indicó asimismo que el patrimonio neto de la Santa Sede se incrementó en 939 millones de euros, que por lo visto antes no estaban contabilizados, y que están relacionados con fondos y propiedades de algunos entes vaticanos. Según aclaró el portavoz vaticano, Federico Lombardi, “no se trata de fondos ilegales, sino de fondos que no resultaban en los balances oficiales de la Santa Sede o de la Ciudad del Vaticano y que la Secretaría de la Economía supo de su existencia durante el proceso de estudio y revisión de la administración vaticana” iniciado hace algunos meses.

Las entradas principales de 2014, además de las inversiones, incluyen las contribuciones efectuadas según establece el Código de Derecho Canónico –es decir una especie de constitución vaticana– por los obispados, que deben contribuir financieramente a la misión de la Iglesia. Los obispados han contribuido en 2014 con 21 millones de euros, mientras el Instituto para las Obras de Religión, IOR o banco vaticano, ha aportado 50 millones. El gasto más significativo en este balance lo constituye el costo del personal de la Santa Sede (2880 empleados), que significó 126,6 millones de euros.

En cuanto a la Ciudad del Vaticano, su balance tuvo un superávit de poco más de 63 millones de euros, una mejora significativa en comparación con 2013 (33 millones), indicó el Vaticano, debido sobre todo a los “importantes ingresos en materia de actividades culturales, principalmente los museos, y a inversiones favorables”. El patrimonio neto también se incrementó en este caso, pero en 63,5 millones de euros. Se presentaron también oficialmente los presupuestos para 2015 de acuerdo con las nuevas normas de administración financiera. Y según la previsión de gastos e ingresos para 2015, es probable “que los déficit registrados en los últimos años continúen también en 2015”, indicó el Vaticano.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...