Más políticas sociales y menos identitarias

El borrador del acuerdo de gobierno que ultiman en Cataluña las tres formaciones de izquierda pone el acento en la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos y rebaja el tono reivindicativo

"La acción de Gobierno debe responder a las inquietudes y los problemas reales de la gente". La afirmación es de José Montilla, futuro presidente de la Generalitat, pronunciada en el consejo nacional del Partit dels Socialistes (PSC) del pasado domingo, en el que además apostó por rebajar los "debates identitarios y esencialistas".

Y sobre el eje de las políticas sociales pivota el programa de gobierno que están ultimando las tres formaciones de izquierda que ocuparán la Generalitat de Cataluña en la legislatura que se inició ayer: PSC, Esquerra Republicana e Iniciativa per Catalunya-Esquerra Unida. Las reivindicaciones en materia de autogobierno se limitan a las ya incluidas en el nuevo Estatuto catalán para, de este modo, minimizar los conflictos con el Gobierno central. En cualquier caso, alguna de las medidas promete abrir puntos de fricción con el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero, como por ejemplo el poder decisorio que las instituciones catanas deberán tener en el futuro consejo de administración que gestionará el aeropuerto de El Prat o el uso de las lenguas cooficiales en todas las instituciones estatales.

POLÍTICA SOCIAL. Servicios públicos

– Sanidad. La mejora de la calidad en la atención sanitaria será una de las prioridades. Para ello se prevé aprobar una nueva ley de Salud e incrementar el gasto hasta equipararlo al de los países de la Unión Europea. Además, se promete reducir las listas de espera y aumentar a 10 minutos el tiempo mínimo de las visitas médicas. Los niños, ancianos y personas con rentas bajas tendrán gratis la atención bucondental, la podológica para patologías vasculares crónicas, las gafas y los audífonos. El tratamiento de cualquier tipo de cáncer deberá iniciarse en un máximo de 30 días desde la primera sospecha médica. Ninguna intervención quirúrgica podrá demorarse más de seis meses desde el momento en que el médico indica su necesidad.

– Educación. De forma progresiva, los escolares tendrán gratis los libros de texto y el material escolar y además se garantizará su competencia comunicativa en inglés al final de la educación obligatoria. Se aprobará una nueva ley de Educación que velará por la laicidad de la enseñanza y se completará el mapa de guarderías. El tripartito, además, prevé dotar de banda ancha todos los colegios e impulsar un plan catalán de investigación.

– Ayudas. El Gobierno catalán pretende universalizar los servicios sociales y extender las ayudas económicas a las familias con niños de hasta seis años. Asimismo, se garantizará una renta mínima de suficiencia y se impulsará un plan de conciliación de la vida laboral y familiar.

– Igualdad. Aprobación de una ley contra la homofobia y otra de derechos de las mujeres para erradicar la violencia doméstica. La futura ley electoral catalana garantizará la paridad de géneros.

– Vivienda. Construcción de 50.000 Viviendas de Protección Oficial e incremento de las ayudas directas a jóvenes y estudiantes. Ayudas a jóvenes de hasta un 30% del coste de un alquiler.

– Inmigración. La nueva Ley de Acogida enumerará los derechos y los deberes de los inmigrantes, garantizará la igualdad de oportunidades, se fomentará el aprendizaje del idioma y se impulsará el conocimiento del marco de convivencia y sistema de organización social, cultural y político en Cataluña.

– Justicia y seguridad. El despliegue de la policía autonómica se completará en 2008 con la implantación en la provincia de Tarragona. Se pondrán en marcha ocho nuevos centros penitenciarios y cuatro centros de régimen abierto. En materia judicial se terminará la redacción del Código Civil catalán y se creará el Consejo de Justicia de Cataluña.

– Medio Ambiente. El programa de gobierno incluirá acciones específicas para combatir el cambio climático y el incremento de las energías renovables para conseguir una menor dependencia de la energía nuclear. Se evita proponer el cierre de las centrales nucleares como sucedía en el Pacto del Tinell. Fomento del transporte público, en especial del tranvía, en las áreas de Barcelona, Tarragona y Girona.

AUTOGOBIERNO. Desarrollo del Estatuto

– Relaciones con el Estado. El nuevo Gobierno se compromete a la creación de las comisiones bilaterales que prevé el nuevo Estatuto, como la de financiación y la del desarrollo de las infraestructuras. Además, se impulsarán las reformas legislativas para garantizar la presencia de la Generalitat en los órganos estatales y económicos previstos.

– Organización territorial. El Estatuto prevé la sustitución de las diputaciones provinciales por veguerías. Se aprobará una nueva ley de organización territorial donde se contemplarán las áreas metropolitanas. Esta ley ya figuraba en el Pacto del Tinell.

– Acción exterior. La Generalitat continuará desplegando sus oficinas de representación internacionales y se potenciará la eurorregión Pirineos-Mediterráneo. Además, se deberá garantizar la participación de la Generalitat en la formación de posición del Gobierno central en el Consejo de Ministros de la UE en aquellas competencias exclusivas de la Generalitat.

– Infraestructuras. Negociación del traspaso a Cataluña de la red de cercanías y regional de Renfe y de los aeropuertos de Girona, Reus y Sabadell cuya gestión será exclusiva de la Generalitat. Respecto a El Prat, el tripartito pretende la aprobación de una ley específica para que el aeropuerto esté gestionado por un consorcio en el que las instituciones catalanas tengan una posición decisiva, que no se concreta en el programa.

– Financiación. Negociación del nuevo sistema de financiación de Cataluña en base a los preceptos establecidos en el Estatuto, creación de una Agencia Tributaria de Cataluña y de un consorcio con el Estado para la gestión de los tributos cedidos parcialmente.

– Política lingüística. El tripartito pretende que el Congreso apruebe una ley por la cual se garantice el uso de todas las lenguas cooficiales en las instituciones del Estado y en la relación con los ciudadanos.

– Selecciones deportivas. Conseguir el reconocimiento internacional de las federaciones deportivas catalanas. Se obvia en el pacto toda referencia a las selecciones catalanas y sólo se habla de que el deporte catalán podrá participar en competiciones internacionales, sin especificar si serán o no oficiales.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...