Más de la mitad de los catalanes rechazan tener una mezquita cerca de su casa

Un 54,2 % de los catalanes es reticente a tener un centro de culto islámico cerca de su casa, y un 41,6 % rechaza también que sea un salón del reino de los Testigos de Jehová, según el II Barómetro sobre la Religiosidad en Cataluña.

El barómetro revela un aumento de estas preocupaciones entre los catalanes con respecto al primer barómetro de 2014.

Según este estudio, cuyos resultados adelantaron ayer Efe y el programa de TV3 «Signe dels Temps», el 68,1 % de los catalanes, 7 puntos más que en 2014, consideran muy importante tener conocimientos sobre las diferentes confesiones religiosas.

El barómetro se ha elaboró a finales del año pasado a través de 1.600 encuestas del Centro de Estudios de Opinión realizadas a ciudadanos mayores de 16 años residentes en Cataluña.

El director general de Asuntos Religiosos, Enric Vendrell, ha destacado que el Barómetro «permite hacer un análisis de la evolución de los datos del estudio en el que se evalúa el conocimiento de la población catalana y su actitud hacia la diversidad religiosa».

Según el Barómetro, también se ha incrementado el número de personas que consideran muy o bastante importante que las instituciones públicas y las confesiones religiosas colaboren más (se ha pasado de un 58,1 % de los encuestados en el año 2014 a un 62,8% en el último barómetro).

Igualmente ha crecido el número de ciudadanos que considera muy o bastante importante que las administraciones públicas promuevan el diálogo interreligioso entre las diferentes confesiones religiosas del país (pasando de un 60,5 % en 2014 a un 65 % este 2016).

En este sentido, el director general de Asuntos Religiosos ha afirmado que «es una muestra del apoyo a las políticas de gestión de la diversidad religiosa».

Vendrell también ha puesto de relieve el bajo porcentaje de personas que manifiestan haber sentido ofendidos sus sentimientos religiosos, apenas un 5 %.

Entre las conclusiones del estudio también destaca la consolidación de la apuesta por la cultura religiosa en la escuela, la mejora de la percepción con respecto a las relaciones entre las diferentes comunidades religiosas y la baja percepción de discriminación por motivos religiosos (un 5,5 % de los encuestados).

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...