Más de 20 muertos y 30 heridos en un atentado contra chiitas en Afganistán

Al menos 20 personas murieron el martes por la noche en un atentado suicida dentro de una mezquita chiita de Herat (oeste de Afganistán), un día después de un ataque contra la embajada de Irak en Kabul reivindicado por el grupo EI.

«Han llegado más de 20 cuerpos y más de 30 heridos» indicó a la AFP el portavoz del hospital regional, Rafiq Sharzai, más de una hora después de la explosión.

Un corresponsal de la AFP presente en el lugar vio «muchos cuerpos» en el interior de la mezquita, lo que hace temer que el balance de víctimas sea mucho mayor. El periodista indicó que vio «pedazos dispersos de cuerpos, charcos de sangre, gente gritando, llorando…», antes de que la policía le ordenara marcharse.

Esta acción aún no fue reivindicada. Pero desde hace un año, el grupo Estado Islámico (EI) atacó en varias ocasiones a grupos de personas y mezquitas chiitas, minoría en Afganistán.

Según el portavoz de la policía de Herat, Abdul Ahad Walizada, en el atentado «participaron dos terroristas, uno de ellos con un chaleco de explosivos, que se hizo estallar, mientras que otro iba armado con un rifle».

«Ambos murieron», indicó, sin precisar cómo falleció el segundo asaltante.

«Alrededor de las 20H00 (15H30 GMT) se produjo el ataque terrorista», explicó a la AFP Walizada, quien informó que «se desplegaron fuerzas de seguridad» en el barrio de la mezquita.

«Una explosión se produjo en la puerta de la mezquita Jawadya», había anunciado por su parte a la AFP el portavoz del ministerio del Interior, Najib Danish.

El ataque se produjo un día después de que otro atentado llevado a cabo por cuatro asaltantes contra la embajada de Irak en Kabul matara a dos personas, miembros del personal afgano del complejo.

El órgano de propaganda del grupo yihadista EI, Amaq, reivindicó la operación.

«Compensar la derrota» –

Era el primer ataque contra la embajada de Irak en Kabul, después de varios atentados contra otras legaciones diplomáticas extranjeras.

Estas ofensivas ocurren, además, en un momento en que el EI retrocede en Irak y Siria.

El grupo sunita apareció en el este de Afganistán con el objetivo de fundar el «emirato del Jorasán», un antiguo nombre de la región, a inicios de 2015. Ahora avanza por el norte del país a pesar de los ataques aéreos estadounidenses contra sus posiciones.

Según un analista afgano basado en Kabul, «este ataque demostró que el EI es una verdadera amenaza en Afganistán».

«Para compensar su derrota en Irak, el EI y sus partidarios […] llevaron a cabo el ataque contra la embajada de Irak: es fácil atacar objetivos débiles en Afganistán», indicó el martes Jawed Johistani, contactado por la AFP.

Según una fuente de seguridad, que no quiso ser identificada, «el EI podría resultar ser más peligroso que los talibanes en Afganistán».

El grupo ha reivindicado varios sangrientos atentados en el corazón de Kabul en el último año. El primero de ellos, el 23 de julio de 2016, dejó 84 muertos y 300 heridos entre la minoría chiita afgana.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...