Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

Martina Velarde: “El PSOE no puede hacer una amnistía a las inmatriculaciones”

La coordinadora de Podemos en Andalucía afirma a ‘Público’ que no existen “líneas rojas” y que “todo se puede hablar” con Adelante Andalucía y Andaluces Levantaos para lograr un acuerdo de unidad.

Martina Velarde (Rota, 1979) atiende a Público en un momento decisivo, después de que Unidas Podemos apueste por ir a las próximas elecciones en Andalucía en un frente amplio que agrupe a las máximas fuerzas posibles. El pasado 8 de enero, Velarde se sentó en una mesa, con los líderes de IU, Toni Valero, Adelante Andalucía, Teresa Rodríguez y Andaluces Levantaos, Esperanza Gómez.

Sobre esas complicadas negociaciones, Velarde, coordinadora de Podemos en Andalucía, prefiere no dar detalles en este momento ni valorar en profundidad la situación. Asegura, eso sí, que no hay líneas rojas y que está dispuesta a hablar de todo con Rodríguez, tras la ruptura en noviembre de 2020 con el grupo parlamentario que compartía con Unidas Podemos y también con Gómez.

Velarde es, además, diputada en el Congreso por Córdoba y reflexiona que la situación de la mezquita, en manos de la Iglesia, y lo que interpreta como un intento de arreglar las inmatriculaciones entregando mil inmuebles es una “amnistía” que no se puede permitir.

¿En qué punto está el plan estratégico lanzado el 4D pasado?

El 4D apelamos a una unidad del espacio progresista en Andalucía, muy vinculado a las necesidades de los andaluces. Es fundamental contar con la sociedad civil y queremos contar con la gente que pelea, lucha, tiene problemas a diario. Después de abrir el proceso el 4D, ahora vamos provincia por provincia en un proceso de escucha comarcal, provincial, donde todo el mundo, quien quiera, que venga y aporte. Estamos abiertos a todo el mundo. Va a haber varias vías de escucha, pero una de ellas serán las mesas sectoriales provinciales. Queremos que el programa sea un fiel reflejo de lo que necesita Andalucía y queremos ofrecer soluciones a los problemas estructurales hoy.

¿Cómo ve lo que está haciendo el Gobierno andaluz de PP y Ciudadanos?

Este gobierno en estos años ha gobernado a base de decretazos, lo que ha reducido la calidad democrática en Andalucía. Es el gobierno del marketing y de la apariencia de moderación, pero cuando escarbas sus políticas son igual que las que se pueden estar haciendo en Murcia o en Madrid. Un régimen fiscal hecho a medida para los grandes patrimonios, que se olvida de la gente de abajo, una Ley del Suelo que abre la puerta al pelotazo y la depredación ambiental. Estamos viendo también esa puerta abierta a que los recursos hídricos de Doñana puedan ser esquilmados. Los tribunales han tumbado los contratos exprés para entrar a la administración. Tenemos también una corrupción que quieren tapar hablando de adelanto electoral, que tapa esa Gürtel almeriense. Lo más preocupante es que la columna vertebral de nuestro Estatuto de Autonomía, que es la defensa de los servicios públicos estamos viendo en que intentan cargárselos. No es casualidad ni una cuestión de pandemia. Es un plan completamente orquestado para que los andaluces se hagan seguros privados. Hay un plan de privatización.

¿Qué medida sería la primera que tomaría si pudiera su formación participar o influir en un Gobierno?

Ahora mismo el reforzamiento de los servicios públicos. Para nosotros, es necesario un cambio de modelo productivo en Andalucía. Tenemos muchas posibilidades. Podemos producir aquí. Hace falta un plan económico, que sea completamente diferente a lo que se ha estado haciendo hasta ahora. Andalucía está desaprovechada. Estamos a favor del turismo, pero sostenible y de calidad, para quienes trabajan y para quienes vienen. Hemos estado entre pelotazos urbanísticos y turismo demasiado tiempo. Entendemos que es importante ese proceso de proteger la industria, hablamos de Cádiz, hablamos de Zumosol en Córdoba. No son solo 36 familias. Es la economía circular. Hay mucho dinero de fondos europeos. Hemos transferido a Andalucía 8.500 millones. Moreno en octubre-noviembre no se había gastad0 2.000. Y tiene superávit en un momento tan difícil como este. Ahora hay que gastar para proteger a la gente. Y hay otros temas más a largo plazo cómo el cambio de modelo productivo que tienen que ver con la Andalucía que queremos construir. 

Ese frente amplio, ¿cómo está? ¿Podemos ha renunciado a la marca Adelante Andalucía?

En su momento, intentamos no seguir por ese camino [el de los tribunales y el conflicto]. Podíamos haberlo hecho, porque también es nuestra marca, pero es un gesto de buena voluntad, de intentar dejar eso atrás. Estamos en un momento complicado. Tenemos a las derechas que hacen las mismas políticas que en Madrid y en Murcia y existe la posibilidad de un Gobierno del PP con Vox: yo entiendo que ahora van a querer gobernar. Si eso sucediera, daríamos 40 pasos atrás en Andalucía. Ahora lo más importante es la gente. Eso hay que dejarlo atrás. Y abrirnos y poner por encima los intereses de Andalucía.

¿Tiene algo que ver en esta apuesta por la unidad en Andalucía la llegada de Yolanda Díaz y su idea de alianza social?

Nos parece estupenda la propuesta de Yolanda a nivel estatal y andaluz. Hace cuatro años estuvimos en eso. Que luego haya pasado lo que haya pasado con una parte, vale. Pero en Unidas Podemos seguimos en las mismas. En un momento complicado puedes pensar dos cosas, o en el partido o en intereses personales. O puedes pensar en la gente, en el futuro de Andalucía: nuestras preocupaciones no son nada. Partiendo de esa base, nuestra disposición tiene que ser hablar con todo el mundo. No vamos a poner ningún veto, no vamos poner ninguna línea roja.

¿Cómo fue la reunión del pasado 8 de enero?

Lo que puedo contar es lo que hicimos nosotros. Fuimos sin líneas rojas y fuimos a ponernos a disposición de que esa unidad sea posible, factible y una realidad. Esa fue nuestra posición, lo va a ser hasta el final, porque además, sería una incoherencia si no fuese así. Cualquier petición de unidad de un colectivo, de la sociedad civil que recibamos, la vamos a atender. En esas estamos.

¿Admitirían la readmisión de los diputados no adscritos, expulsados del grupo parlamentario, como gesto para un acuerdo?

Ese debate no se ha tenido en la mesa. No hemos hablado de eso.

¿Y si se plantease?

Todo se puede hablar. El caso es que no se ha hablado. Estaríamos dispuestos a hablar de cualquier cuestión.

¿Cómo describiría la reunión? ¿Qué adjetivos le pondría?

Fue una reunión cordial.

¿Hay alguna más prevista?

Todavía no. No hay una fecha.

Que Unidas Podemos no tenga aún candidato o candidata a la Junta, ¿tiene que ver con la apuesta por un frente amplio?

Vamos a hacer nuestras primarias cuando llegue el momento, cuando toque. Es verdad que decir a la vez que queremos ampliar el espacio y poner un candidato, no nos parecía el mejor camino. Estamos ahora en sumar a gente diferente: a la vez no podemos estar hablando de candidatos nuestros. No tenemos esa prisa. Construyamos el proyecto, sepamos quiénes vamos a estar y ya vendrá luego esa elección. No queremos empezar la casa por el tejado. Primero son los cimientos y un proyecto amplio en Andalucía. Y cuando pones un candidato, se habla más de él que de las propuestas políticas.

¿Cómo se ilusiona a medio millón de andaluces que no votaron izquierda en 2018? ¿Esta apuesta por la unidad, si fracasa, podría desalentar más a la gente?

Lo pensaba entonces y lo pienso ahora. El PSOE estaba muy desgastado. Han sido muchos años donde ha habido una esquilmación de los servicios públicos. Entiendo que existía hartazgo y cansancio de tantos años del PSOE y que no evolucionábamos al ritmo que teníamos que evolucionar. Existe una desigualdad histórica.

La abstención también tiene que ver con que el PSOE no atrae, pero la alternativa [Adelante Andalucía] estaba diciendo que no iba a gobernar, como lema de campaña, digamos. Y creo que hay gente que dice, bueno, pues si tampoco me van a solucionar la vida, no quieren gobernar, pues no voy, no voto esta opción porque no es alternativa de gobierno.

Nosotros queremos ser una alternativa de Gobierno. Lo estamos demostrando en el Estado. Las políticas que se hacen son muy diferentes de las que se hubieran hecho con un gobierno en solitario del PSOE. Queremos ser la fuerza hegemónica, tenemos aspiraciones a gobernar Andalucía y hemos demostrado los resultados. Esa es una de las cuestiones.

[En 2018] no terminó de ilusionar ninguna opción. En el tiempo en el que estamos, cuando apelamos a la unidad, tiene que ver con poder ser alternativa de Gobierno. Distintas papeletas…Ya sabemos cómo es la ley andaluza, que los restos, si están muy divididos pueden beneficiar a los partidos mayoritarios, entendemos que dejar escaños por el camino no va a favorecer que haya una posibilidad de gobierno y de fuerza alternativa. Por eso estamos en estas. Por una cuestión de responsabilidad.

¿Hay lecciones que aprender de la campaña de Madrid? ¿Usted cree que es mejor en las andaluzas hablar de las cosas del comer o ir al choque, a la polarización fascismo-antifascismo, como en Madrid?

Yo siempre he sido más de plantear las campañas en positivo y con propuestas, lo que tiene que ver con las cosas del comer. La gente tiene que saber qué vamos a hacer. Ya hemos vivido mucha crispación política en este tiempo. No creo que se haya vivido una época política que esta, con tantas faltas de respeto. Y encima una pandemia en que la oposición no ha ayudado en nada. La gente está muy cansada de la crispación política y tiene muchos problemas, que se han recrudecido por la pandemia y por los confinamientos. Creo que la campaña tiene que ser en positivo y con propuestas. Esa es mi opinión personal. Una campaña que seduzca. Los andaluces deben saber que no tienen que elegir entre A y B: hay otra alternativa para la gente cansada de las políticas de Susana Díaz y las continuistas de Moreno.

¿Se pondrán de acuerdo con el PSOE de Juan Espadas, llegado el caso?

Los pactos de gobierno los decide la militancia. Aspiramos a tener mayoría para no depender tanto de otra fuerza política, sino ser los principales actores. Ahora nos cuesta que nuestro programa salga adelante. 

Es diputada en el Congreso, ¿votaría la reforma laboral con Ciudadanos?

No es una cuestión de Ciudadanos. No podemos equivocarnos. En esta ocasión, en un momento como el que estamos, en que se da a los trabajadores y trabajadoras ese papel protagonista, en un momento en que hay cuestiones que mejoran la vida de la gente, siendo un acuerdo, [las fuerzas de la investidura] tendrían que tener responsabilidad y no mirar tanto por cuestiones de campaña, precampaña o electorales. Yolanda Díaz, la hemos visto, los datos del paro vuelven a ser históricos… Hay mucha gente que le tiene miedo a que sea la mejor valorada. No me gustaría que se mezclasen las cuestiones electoralistas con las cosas del comer. Por responsabilidad y porque es un buen acuerdo, y podría aplicarse ya [ERC y otros] deberían reflexionar.

¿Qué le parece que la Iglesia diga ahora que hay mil inmuebles que no son suyos después de inmatricular decenas de miles?

Hemos peleado mucho en Córdoba por la mezquita. Es absolutamente decepcionante que haya 35.000 bienes inmatriculados y que ahora digan que son 900 los que se van a devolver. entendemos que el acuerdo con la Conferencia Episcopal es una amnistía del PSOE. El PSOE no puede hacer una amnistía a las inmatriculaciones. Vamos a trabajar hasta el final para que esta anomalía democrática, esta injusticia, no se perpetre ahora mismo. Vamos a trabajar en eso. Y en Andalucía tenemos mucho que decir en eso. Son bienes que son patrimonio de la humanidad y que son bienes públicos y por los que la Iglesia, por ejemplo en Córdoba, se embolsa 14 millones de euros sin ninguna transparencia fiscal. No se puede cerrar en falso esta cuestión. Es un clamor.

Total
2
Shares
Artículos relacionados
Total
2
Share