Marruecos avala un relevo en la cúpula del islam en Catalunya

Varios imanes del Consell Islàmic exigen la dimisión del actual equipo directivo La disidencia pone en marcha la Comissió Islàmica, con todas las nacionalidades

El colectivo musulmán de Catalunya acaba de vivir el Ramadán más convulso de los últimos años, sacudido por una lucha de poder en el seno de las asociaciones islámicas de marroquís, que hasta ahora estaban lideradas por el Consell Islàmic de Catalunya (CIC). La Generalitat tiene a esta entidad marroquí como interlocutora principal, anteponiéndola a las organizaciones de paquistanís, senegaleses o sirios y concediéndole una subvención que en los últimos años ha ascendido a 100.000 euros. Pero el equipo directivo del Consell Islàmic se encuentra ahora en la picota. Algunos imanes miembros de esa organización y personas que la abandonaron en los últimos años están encabezando una campaña para forzar al actual equipo directivo a dimitir y a convocar elecciones. Además, les acusan de irregularidades económicas por haber abierto una agencia de viajes.
Sin embargo, ante la dificultad de desbancar a la actual dirección, el colectivo de disidentes está poniendo ya en marcha una entidad alternativa, que será bautizada como Comissió Islàmica de Catalunya y que nace con la pretensión de aglutinar a todas las corrientes y nacionalidades de origen de musulmanes (españoles conversos, marroquís, paquistanís y senegaleses) residentes en territorio catalán.

AUDIENCIAS NEGADAS / La nueva entidad ha recibido ya el visto bueno de la monarquía marroquí, interesada en tutelar la organización de la cúpula del islam en Catalunya. De hecho, aunque aún no se ha creado, las personas que están impulsando la nueva comisión ya han llegado a ser recibidas por el propio rey Mohamed VI como representantes del islam catalán. Mientras, en sus dos últimos viajes a Marruecos, los responsables del Consell Islàmic han visto como las autoridades marroquís se negaban a recibirles en audiencia.
Prueba del interés de Marruecos en esta nueva organización es que en las reuniones preparatorias de la Comissió Islàmica Catalana estuvo presente Mohamed Kharchich, miembro del Consejo de la Comunidad Marroquí en el Extranjero, un organismo real creado por Mohamed VI en el 2007.

CONOCIDO PROMARROQUÍ / También asistió el presidente de la Federación Española de Entidades Islámicas (FEERI), Mohamed Alí, que no ha ocultado nunca sus posiciones promarroquís y que ha llegado a ser declarado persona non grata por la Asamblea de Ceuta por reclamar la anexión a Marruecos de esa ciudad y de Melilla.
Además, la Generalitat está recibiendo consejos para que deje de tener al Consell como principal interlocutor islámico y lo reemplace por esta futura comisión. Algunas personalidades del colectivo marroquí en Catalunya llegaron a recomendar a los responsables del Govern que no mostraran su apoyo al Consell y que no asistieran al iftar (ceremonia de ruptura del ayuno) que esta entidad organizó el 18 de septiembre. No obstante, los responsables de asuntos religiosos del Govern sí asistieron al acto.

UN IMÁN DE TALANTE ABIERTO / Uno de los impulsores de la nueva comisión es Nourredine Ziani, presidente del colectivo islámico de Vilanova del Camí (Anoia). Ziani, un imán conocido por ser una persona de talante abierto, exige que el actual equipo directivo del Consell Islàmic «dimita» y que «celebre elecciones democráticas y transparentes, como le reclama tanta gente».
Este imán arremete con dureza contra el Consell, asegurando que recibió el apoyo del Govern «con el objetivo de que aglutinara a todos los musulmanes de Catalunya, algo que no ha conseguido puesto que ahora no representa ni al 10%». Por eso, Ziani, pese a que sigue siendo miembro del Consell, apuesta por constituir la Comissió Islàmica, cuyo objetivo sería «abarcar a todos los musulmanes catalanes, ya sean conversos o de origen marroquí, paquistaní, gambiano, senegalés, sirio…» «Hay que conseguir una entidad válida y representativa de todos los musulmanes ante la administración catalana y española», sentencia el imán Ziani.

LA DECISIÓN DE LAS URNAS / Para Abdenur Prado, presidente de la Junta Islámica Catalana, la creación de esta nueva comisión «esta generando expectativas de democratización para los musulmanes en Catalunya». Sobre la posibilidad de que Marruecos esté moviendo los hilos, Prado afirma: «No importa si Marruecos intenta o no manipular esta nueva entidad. Si conseguimos que este organismo funcione democráticamente, lo que se decida será lo que se vote. Y veremos qué dicen las urnas».

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...