Marga Sanz pide eliminar las clases de religión y los crucifijos de las aulas

La candidata de EU a la presidencia de la Generalitat y principal dirigente del Partido Comunista en la Comunitat, Marga Sanz, lanzó ayer un ataque contra la Iglesia Católica, el PP y a favor de «un País Valencià laico».
Marga Sanz, quizá espoleada por la encuesta del CIS que le da media docena de diputados, quiso seguir haciéndose hueco y mostrar ayer que está a la izquierda de la izquierda del Compromís de Enric Morera y, por supuesto, del PSPV-PSOE de Jorge Alarte.
De ahí que lanzara una propuesta anticlerical que pasa por eliminar las clases de religión de todos los colegios, también que se quiten los crucifijos de las aulas («la supresión de la simbología religiosa en los colegios») y que se eliminen los conciertos con los colegios educativos «con ideario confesional».
También reclama la candidata de EU que se retiren los «espacios confesionales en los medios de comunicación públicos».
Sanz, de la misma manera, pide a la Administración autonómica «que se frenen las donaciones de suelo público a la Iglesia, como es el caso del solar de Campanar para la Universidad Católica de Valencia».
La candidata de EU incide en que la educación debe de ser «pública y laica», basada en criterios científicos «y gestionada con procedimientos democráticos», lo cual, asegura, es incompatible «con mantener la asignatura de religión en el sistema de enseñanza oficial y de la financiación pública de los centros educativos con ideario confesional».
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...