Manifiesto de la Coordinadora Laicista

Las organizaciones que integran la Coordinadora Laicista, reunidas en Madrid el pasado 19 de octubre de 2002, consideran la conciencia libre como eje vertebrador de los Derechos Humanos y de la Democracia, que presuponen un sujeto -el ciudadano- sin el cual tales conceptos carecen de sentido. La libertad de conciencia, patrimonio inalienable de los individuos, no puede, pues, sufrir ningún tipo de recortes con el propósito de convertirla en privilegio exclusivo de ciertos grupos confesionales, bajo la denominación restrictiva de “libertad religiosa”.

Para devolver a la conciencia libre su sentido originario, como derecho de cada uno de los individuos, independientemente del carácter religioso o no religioso de sus convicciones, propugnamos:

1) La revocación definitiva del Concordato de 1953 que, aunque revisado en la totalidad de su contenido, permanece vigente a través del Acuerdo del Estado español con la Santa Sede de 1976 y de los cuatro Acuerdos de 1979 que hipotecan la Constitución sometiéndola a tratados internacionales y recortando derechos fundamentales.

2) La derogación de la Ley Orgánica de Libertad Religiosa de 1980, que permite conceder derechos positivos a determinados grupos confesionales, derechos que son sustraídos al conjunto de los ciudadanos y a cada uno de ellos, quedando la libertad de conciencia, en sus opciones no religiosas, reducida a la “no creencia” o “ausencia de convicciones”. Esto es particularmente grave en lo que se refiere a la interpretación del artículo 27.3 de la Constitución, que deja así de ser un derecho de todos los españoles para transformarse en privilegio de las confesiones religiosas que, en virtud de esta Ley, firman acuerdos de cooperación con el Estado. Propugnamos la sustitución de la Ley Orgánica de Libertad Religiosa de 1980 por una Ley Orgánica de Libertad de Conciencia que haga realidad el artículo 14 de la Constitución e imposibilite toda desigualdad entre los ciudadanos en función de sus convicciones.

3) La derogación de los artículos de la LOGSE que desarrollan esta interpretación sesgada del artículo 27.3 de la Constitución. Si el mencionado artículo, que recoge el derecho de los padres a que sus hijos sean educados según sus convicciones religiosas y morales, se interpreta en el sentido de que hay que dar satisfacción al mismo en el marco de la escuela pública, insistimos en el hecho de que tal artículo ha sido redactado para todos los españoles y no en exclusiva para determinados grupos confesionales. El humanismo ateo, como cualquier otra opción espiritual, debería gozar de los mismos derechos positivos. Si, como es obvio, la escuela pública no puede ni debe atender toda la gama de posibles peticiones, lo que procede es garantizar el ejercicio de este derecho a las familias en el ámbito de lo privado.

4) La supresión de la Disposición Adicional Segunda del Proyecto de Ley Orgánica de Calidad de la Enseñanza, y, en términos más amplios, la oposición a dicha Ley en su totalidad, que agrava la situación de la escuela pública.

5) Derogación de los artículos de la Ley Orgánica Reguladora del Derecho de Asociación de 2002 que conceden privilegios a las organizaciones religiosas. Pensamos que en un Estado laico, organizaciones como Amnistía Internacional, una asociación de ateos o una organización religiosa deben regirse por las mismas normas de derecho común. La legislación anteriormente citada convierte a la Iglesia Católica en entidad de Derecho Público, en manifiesta oposición a la afirmación constitucional de que ninguna confesión tendrá carácter estatal. Con esta Ley de Asociaciones, que viene a reforzar privilegios inadmisibles, se premian los recientes escándalos y delitos financieros, otorgando completa impunidad en el futuro a determinadas organizaciones religiosas.

6) La consecuente derogación de toda la normativa inferior emanada de los Acuerdos de 1976 y 1979 y de la legislación arriba denunciada.

Mientras se alcanzan las condiciones óptimas para el disfrute de los derechos fundamentales, bajo los principios de libertad y de igualdad, en el marco de un Estado auténticamente laico, exigimos:

1) Que no se adoctrine a nuestros hijos en el seno de la escuela pública o sostenida con fondos públicos, por lo que debe procederse a la inmediata retirada de todos los símbolos religiosos y denominaciones religiosas, así como a dictar instrucciones precisas para que ningún acto litúrgico -como una misa en la festividad del centro- tenga lugar en el horario lectivo ni en actividades complementarias dirigidas a la totalidad del alumnado.

2) Que se ponga fin al progresivo deterioro de la enseñanza pública y se frene el actual régimen de conciertos, abusivo e ilimitado, cuya principal finalidad es reforzar el poder de la Iglesia Católica. Por otra parte, a los colegios privados concertados, que ofrecen un servicio público a ciudadanos de diversas creencias, no se les puede permitir la aplicación de un ideario confesional en los itinerarios oficiales.

Finalmente, la Coordinadora Laicista ve con especial preocupación el intento, por parte de diversos sectores de la sociedad y del espectro político, de consagrar los privilegios y las desigualdades, en nombre del “laicismo moderno” y de la “laicidad abierta” (o “inclusiva”). Creemos que una nueva revisión de los Acuerdos Iglesia-Estado no haría más que paralizar las fuerzas tendentes a conseguir la completa aconfesionalidad.

En este sentido, el intento de introducir en el currículo de la educación obligatoria y en el Bachillerato una asignatura de religión no confesional o una educación Ética y Cívica, podría responder al propósito de mantener en el sistema educativo a los actuales profesores de religión católica, con el agravante de que así el adoctrinamiento encubierto estaría dirigido a la totalidad del alumnado.

El problema laboral creado a los actuales catequistas con la salida de la religión de las aulas debe abordarse desde otras posibles soluciones -como la vía indemnizatoria- y no lesionando nuestro derecho a la libertad de conciencia. En cuanto a las dos horas lectivas semanales ganadas a la religión, deberían reforzar la presencia de asignaturas clásicas, capaces de proporcionar una auténtica formación humanista.

La Coordinadora Laicista hace un llamamiento a todos los sectores progresistas para revitalizar los valores basados en los Derechos Humanos, en la libertad y la igualdad, pilares de la Democracia, y en la solidaridad capaz de aglutinar a los individuos en torno al respeto hacia lo que tienen de más precioso: la conciencia libre.

Organizaciones firmantes integradas en Coordinadora Laicista :

Acción Laica “Escuela Libre” de León.

Asociación “Escuela Laica” de Albacete.

Asociación “Europa Laica”.

Asociación “Galileo” de Úbeda.

Asociación “Pi y Margall por la Educación Pública y Laica”.

Ateus de Catalunya.

Colectivo Escuela de Granada (Granada Laica)

Otras organizaciones que se adhieren al manifiesto de Coordinadora Laicista :

Alianza contra el conformismo (Bund gegen Anpassung)

Alternativa Antimilitarista Moc-Madrid

Asociación Leonesa de Mujeres “Flora Tristán”

Asociación Manuel Azaña

Asociación Pro Derechos Humanos de España

Ateneo Republicano de Asturias

Ateneo Republicano de Galicia

Confederación Española de asociaciones de madres y padres del alumnado (CEAPA)

Coordinadora de Verdes Izquierda Madrileña-Soto

Federación de Asociaciones de Padres de Alumnos de Albacete

Federación Territorial de Enseñanza de C.G.T. de Castilla y León

Foro Ciudadano de la Región de Murcia

Fundación Ferrer i Guàrdia

Fundación Luis Bello

Grupo “Espacio Alternativo”

Iniciativa Socialista

Instituto Republicano de Derechos Humanos

Izquierda Republicana

Izquierda Unida – Los Verdes. Convocatoria por Andalucía, Cazorla

Izquierda Unida – Los Verdes. Convocatoria por Andalucía, Granada

Izquierda Unida – Los Verdes. Convocatoria por Andalucía, Motril

Izquierda Unida Federal

Patronato Municipal de Escuelas Infantiles del Ayuntamiento de Granada

Red de Organizaciones Feministas contra la Violencia de Género

Sindicato de Trabajadores y Trabajadoras de la Enseñanza de la Región de Murcia (STERM-Enseñanza)

Unión de chilenos laicos internacionales – Bélgica

Unión de CyberAteos

Adhesiones al manifiesto de Coordinadora Laicista a título personal :

Alberto Taborda Saluzzi

Albino Casanova Regueras

Almudena Grandes

Ana Romero Picazo

Andreu Martín Farrero

Ángel Ramírez Medina

Angeles Gutiérrez Jaén

Anna Xargay i Rigall

Antoni Gomila Benejam

Antonio Antúnez Pérez

Antonio Garrote Cuevas

Antonio Gómez Movellán

Antonio Iriarte Jurado

Antonio Sánchez Rodríguez

Antonio Soler Pich

Antonio Tausiet

Aurelio Contreras Marijuán

Candela Taborda Maccario

Carlos Grima

Carlos Piera Gil

Carmen Echevarria Mayo

Carmen Martín Moreno

Carmen Piera Gil

Carolina Martínez Elena

Cayetano Salas Díaz

Chorche Tricas Lamana

Clara Tamayo Ramírez

David Lavandeira Salido

Eloy Hernández Sánchez

Emma Rodríguez Chamorro

Enrique Cerro Aguilar

Enrique E. Raya Lozano

Eugenio J. De Manuel Rozalén

Feliciano Martínez Redondo

Fernando Orbaneja y Aragón

Francisca Pérez Carreño

Francisco Aguilar Piñal

Francisco Cáceres Santiago

Francisco Delgado Ruiz

Francisco Giménez Gracia

Francisco Pineda Gómez

Gonzalo Puente Ojea

Gregorio Morales Villena

Gregorio Ojer Bueno

Herminia Muñoz Flores

Javier Agorreta Blázquez

Javier Hernández Díaz

Javier Rodríguez Alcázar

Javier Tamames Rodríguez

Jesús de la Villa

Jesús Joaquín García Molina

Jesús Munárriz Peralta

Joan Carles Marset Caus

Joan-Francesc Pont Clemente

Jorge Aparicio Montero

Jorge Elmeua Llach

Jorge López López

Jorge Pistono Favero

José A. Díez Calzada

José A. Esquivel Guerrero

José A. Rovira Tolosana

José Antonio Neila Ballesteros

José Daniel Quesada Casajuana

José Luis Andrino Martín

José Luis Barella Balboa

José M. Roca Vidal

José María Aguilar Idáñez

Jose Maria Coronas Salcedo

José R. Sánchez Toribio

José Ramón Martínez Perea

José Ramón Sánchez Gallego

José Vicente Soler

Juan Antonio Sanchez Sisternes

Juan Cobo Sánchez

Juan E. Echevarría

Juan Francisco González Barón

Juan José Vera Martínez

Lluis Valera Domingo

Lorenzo Higueras Martínez

Luis Ángel Sáez del Alamo

Luis Antonio De Villena

Luis Arias Argüelles-Meres

Luis Cervellera Martínez

Luis Federico Cabanás Córdoba

Luis García Montero

Luis Javier Eguren Gutiereez

Luis Martínez Regueiro

Luis Palacios Fabián

Magdalena Fernández López

Malena Zingoni

Manuel Gesteiro Araujo

Manuel Hernández Iglesias

Manuel Montes Morales

Manuel Navarro Lemolda

Manuel Rodríguez González

Manuela Abella Cruz

María del Prado Herrero López

María Dolores Dolz Romero

María Jesús Alcón Domínguez

María José Blanco Santos

María López Suárez

María Lourdes Rodríguez González

María Rosario Hernández Borgues

Marisol de Luis Clausín

Marisol Tolós Luengo

Marisol Valcárcel Pérez

Miguel Casado Mozo

Miguel Fernández Sañudo

Miguel Moreno Muñoz

Miguel Rueda Brenes

Miguel Sánchez Prieto

Miguel Yuste de Santos

Miren Itziar Laka Mugarza

Mirta Núñez Díaz-Balart

Myriam Rodríguez Pasquín

Olga Maccario Nazar

Olvido García Valdés

Oscar Alonso Toledo

Palmira Chapinal Moreno

Pedro Enrique Polo Soltero

Pedro Fernández Santiago

Pedro López López

Pedro Martínez Gil

Pedro Miralles Martínez

Pedro T. Palomares Fernández

Pedro Vila Santos

Piedad Fernández Toledo

Rafael Espejo Muñoz

Rafael Gallego Sevilla

Rafael Zarapico Arias

Rosario Benito

Rubén Fernández-Salinero Palomo

Salvador González Pedrero

Santiago Fernández Venegas

Segundo García López-Manzanet

Simón Muñoz Peñalver

Susana López Blanco

Teresa López Pardina

Vicent Maurí i Genovés

Víctor Guerra García

Victoriano Jaime Fernández Fernández

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...