Malestar por la visita de los niños a una base militar de Castilla-La Mancha

Pacifistas de Ciudad Real han denunciado la visita de escolares de Infantil y Primaria a la Base de Helicópteros de Ataque de Almagro, pues argumentan que «la guerra no es un juego, ni el camino de la paz».

Según han señalado en un comunicado, se han mostrado contrario a esta visita, realizada en unas jornadas de puertas abiertas, porque «esta base representa los valores de un modelo de defensa violenta y militar perjudicial para los escolares y personas de todo el mundo».

Los centros educativos celebran con frecuencia el Día Escolar de la Paz y la Noviolencia «expresando anhelos y necesidades vitales de paz, fácilmente entendibles por el alumnado de todas las edades si se contraponen con las imágenes e ideas de las consecuencias de las guerras».

Sin embargo, con esta visita, «ven un arsenal de armas como si de un parque de atracciones se tratara. Serán pintados como soldados de camuflaje, cogerán el armamento y subirán a carros y helicópteros de combate. Los organizadores tratarán de provocar emociones lúdicas y experiencias maravillosas con armamento que, cuando se usa, causa terror, muerte y destrucción», afirman.

«Sin información»

Por el contrario, critican en este comunicado, «en ningún momento serán informados de los daños derivados de su uso o que en las guerras se bombardean los pueblos y muchos niños pierden a sus padres, sus escuelas y hospitales, por ejemplo; ni del coste de su fabricación y mantenimiento».

«La consecuencia es que los niños tendrán una idea manipulada de la función de la base militar, creándose el caldo de cultivo para el posterior reclutamiento y la aceptación social del ejército como institución», añaden.

Por todo ello, han pedido a los profesores que «no organicen esta actividad para el alumnado», y a los padres, que «no autoricen que lleven a sus hijos a una base militar».

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...