Maduro pide investigar a obispos por ‘delitos de odio’ en sus homilías durante la romería de la Divina Pastora

El presidente Nicolás Maduro por segundo año rindió su memoria y cuenta a espaldas de la Asamblea Nacional. En esta ocasión se presentó ante la asamblea nacional constituyente.

En su discurso se refirió a los incidentes acaecidos el domingo pasado en la procesión de la Divina Pastora, cuando la gobernadora de Lara, Carmen Meléndez, y los militares que estaban en una tarima fueron desalojados por la feligresía.

Llamó a la Fiscalía, a la Contraloría y al TSJ a revisar las homilías del arzobispo de Barquisimeto, monseñor Antonio López Castillo, y del obispo de San Felipe, Víctor Hugo Basabe, que celebraron misas durante la procesión de la Divina Pastora en la capital del estado Lara, para verificar si cayeron en delitos de odio.

Tanto López Castillo como Basabe clamaron porque se acabaran el hambre y la corrupción.

También aseguró que con estas declaraciones, los máximos representantes de la Iglesia quieren “generar enfrentamientos entre los venezolanos, violencia, muerte, exclusión, persecución, como sucedió durante la guarimba”.

“Llamó al pueblo chavista peste, habría que ver (…) si las palabras emitidas por alguno de estos personajes (de la Iglesia) no corresponden verdaderos delitos de odio que pretenden generar enfrentamientos entre los venezolanos”, dijo Maduro, en el acto de presentación de su informe de gestión ante la oficialista Asamblea Constituyente.

“Somos cristianos, ya no creemos en intermediarios y menos en estos diablos con sotana, amamos a nuestro Dios creador, a nuestra Divina Pastora, subrayó Maduro.

Concluyó: “Ahora viene un diablo con sotana a llamar a enfrentamientos violentos, a llamar a la guerra civil (…) y le agradezco a la gente del estado Lara que fue la que me alertó de esta cochinada, porque yo la verdad no escucho a esa gente, nosotros no escuchamos a esos bandidos”.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...