Madrid retira el concierto a los centros de FP de Grado Superior

Escuelas Católicas de Madrid es la principal patronal de centros concertados de la región.

COMENTARIO: Otra enseñanza dentro del vasto imperio de la concertada en donde los centros católicos son dominantes, al igual que en el resto del sistema educativo. No parece que la Comunidad de Madrid, en manos del PP, tenga intención al retirar estos conciertos de ofertar centros públicos, como debiera ser lo propio de un sistema educativo en pleno siglo XXI. En este tramo de FP de Grado Superior saben que la influencia dogmática religiosa es mucho menor y no les importa eliminar subvenciones confesionales. Más bien parece que pretender privatizar más la formación, trasladando los costes al alumnado. Un motivo más para que la ciudadanía responda en favor de un sistema educativo público y laico.


La Formación Profesional de Grado Superior no tendrá subvención en Madrid. El Gobierno regional de Ignacio González ha retirado el concierto al medio centenar de centros concertados que imparten estas enseñanzas y en los que estudian 6.500 alumnos, según la estimación oficial. Es la primera comunidad autónoma que da ese paso en un contexto nacional en el que se ha disparado la demanda —con un 35% más de matrícula desde 2008— y con una oferta que sigue siendo insuficiente frente al paro. Miles de aspirantes (hasta 40.000, según estimaciones correspondientes a 2010) no consiguen una plaza.

La medida se implantará en los próximos dos cursos. Las patronales madrileñas del sector alertan de que el coste que deja de asumir la Administración —26 millones de euros anuales de los 55 destinados a financiar la FP concertada, según datos oficiales— lo tendrán que soportar los alumnos, que ahora pagan 360 euros al año en concepto de matrícula. “Si retiran o reducen el dinero, habrá que cobrar a los estudiantes el dinero que falta y eso supone más de 200 euros al mes”, señala Alfonso Aguiló, de AMEPE. Madrid concentra el 50% de la oferta de la Formación Profesional concertada junto con País Vasco, Cataluña y Comunidad Valenciana.

Los sindicatos temen que la medida suponga el despido de entre 500 y 600 profesores y alertan de que este puede ser un primer paso para eliminar las subvenciones en otros ciclos no obligatorios. “Uno de los argumentos es que no hay dinero, por lo que también pueden acabar retirando otros conciertos”, señala Miguel Muñiz, de FSIE.

Unos y otros denuncian que esta decisión supone el “desmantelamiento” de la oferta concertada, que tendrán que asumir los centros públicos, saturados desde hace años. Unos 17.000 estudiantes de Madrid se han quedado sin plaza en FP, según las estimaciones de CC OO. España, que sufre un 55% de paro juvenil, ha ganado 165.000 alumnos en estos ciclos desde que empezó la crisis.

La consejería madrileña de Educación defiende que la retirada de fondos se debe a un cambio de modelo, un salto en la extensión de la FP dual, importado de Alemania, que experimentan distintas comunidades autónomas en los últimos meses. El sistema combina enseñanza en las aulas y prácticas remuneradas en empresas. Pero la consejería madrileña no aclara cómo se va a financiar esa nueva apuesta a la que alude. “Se sabrá cuando se apruebe el decreto que se está elaborando”, señala un portavoz de ese departamento.

Desde el pasado viernes, responsables de la Administración educativa madrileña mantienen reuniones a cuentagotas con directores de centros concertados de FP en las que han planteado dos propuestas distintas. En los primeros encuentros, el pasado viernes, les comunicaron que solo recibirían el 40% de la financiación —que se corresponde con los gastos anuales de mantenimiento del aula y de 1,5 profesores—. En las convocatorias del lunes, según distintas fuentes consultadas, los portavoces de Educación anunciaron que se retirarían todos los fondos.

Los afectados no creen que sus centros sobrevivan con ese recorte y rechazan que la implantación de la FP dual se pueda generalizar de una forma tan extensa de un curso para otro. En España hay casi 2.000 estudiantes de la dual, con 500 empresas participantes frente a las 460.000 que colaboran en Alemania, informa Marta Castro. Las patronales educativas no ven posible un cambio tan drástico para 6. 500 alumnos y creen que las empresas españolas no pueden asumir la formación de los estudiantes actualmente.

Ni siquiera lo ve claro la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE). “El perfil de la empresa española es diferente a la alemana. Nuestro tejido industrial es un 98% de pymes, a las que les va a ser difícil asumir el coste por alumno”, según Javier Calderón, gerente de Formación de la patronal. […]

“Quien decide esto no sabe de educación”

Escuelas Católicas de Madrid es la principal patronal de centros concertados de la región. Todos los directores de sus centros se reunieron ayer de forma urgente para mostrar “estupor y profunda preocupación” por el anuncio de la Consejería de Educación. El secretario general, Emilio Díaz, se verá hoy con la consejera de Educación de Madrid, Lucía Figar, para tratar este asunto.

Pregunta. ¿Qué les han transmitido los directores?

Respuesta. La mayor parte de nuestros centros están afectados por el recorte. Nos muestran su indignación porque no entienden el motivo de una medida que puede conllevar su cierre. Es una decisión que necesariamente tiene que haber sido adoptada por alguien que no conoce de cerca el ámbito educativo o productivo. Dudo que haya sido la consejera de Empleo [Ana Isabel Mariño] o la de Educación. Es una decisión política, pero con minúsculas.

P. ¿No pueden subsistir sin fondos públicos?

R. La Formación Profesional es una enseñanza netamente social. Atendemos a una población en una situación socioeconómica desfavorecida. O tenemos financiación pública o las familias no podrían costearla. Es un drama para los centros, pero sobre todo para la población y el tejido productivo y empresarial de la Comunidad de Madrid.

P. ¿Cuánto estima que tendrían que pagar los alumnos?

R. Si no hay ayudas y estamos hablando del coste neto de un ciclo, entre 250 y 300 euros al mes. Es una cantidad inasumible para el tipo de población que atendemos.

P. La Comunidad argumenta que es un cambio de modelo a la FP dual alemana.

R. Eso son los experimentos con gaseosa, vayamos despacio. Esa fórmula puede tener algunos elementos interesantes, pero es muy difícil que sea sostenible con el tejido empresarial madrileño. Las empresas alemanas forman a los alumnos, no nos podemos dedicar a experimentar. Asumir el papel de formador es una grandísima responsabilidad que los empresarios tienen que aprender a ejercer.

P. ¿Qué ocurrirá con la plantilla de docentes?

R. Habrá profesores que vayan a la calle. Tenemos que ver si los colegios pueden sobrevivir, aunque nuestra hipótesis es que es inviable.

Archivos de imagen relacionados

  • Alumno FP
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...