Macri consiguió una cita con Francisco

El encuentro con el Papa será en el Vaticano. No se dará en el marco de una visita de Estado, sino de una oficial, por lo cual el Presidente irá con una comitiva reducida.

El presidente Mauricio Macri será recibido por el papa Jorge Bergoglio en el Vaticano el 27 de febrero, según confirmaron fuentes de ambos Estados. De esta forma, el mandatario busca terminar así con los rumores de una mala relación con Francisco que comenzaron cuando el Papa optó por no llamarlo para felicitarlo por su victoria en noviembre del año pasado. Desde la Cancillería, indicaron que no se tratará de una visita de Estado, sino de una visita oficial, por lo que la comitiva será más pequeña.

Cuando era jefe de Gobierno, Macri y Bergoglio tuvieron complicaciones en su relación a partir de una serie de hechos que el entonces arzobispo porteño buscó resistir, como la concreción de un matrimonio igualitario en la Ciudad –previo a la ley nacional– o la realización de un aborto no punible. También tuvieron serias diferencias en relación al tema del juego.

No obstante, diversos sectores del macrismo se muestran muy cercanos a la Iglesia y trabajan desde hace tiempo para mejorar la relación. La designación de Santiago De Estrada como secretario de Culto –a quien no en vano le dicen El Obispo– y de Rogelio Pfirter embajador en el Vaticano contribuyeron a mejorar la situación.

Desde su asunción como presidente, Macri hizo gestos de acercamiento: el 17 de diciembre recibió a la conducción del Episcopado y lo llamó a Bergoglio por su cumpleaños, en lo que fue la primera comunicación entre los jefes de Estado. Francisco retribuyó el gesto al enviarle una carta. A la ceremonia de asunción, había enviado al arzobispo paraguayo Eliseo Ariotti. Si bien hubo rumores de que ambos se vería cuando el Presidente viajó a Davos, el encuentro entre ambos no se concretó.

En el gobierno nacional, niegan que alguna vez hayan existido diferencias entre Macri y Bergoglio. Se lo atribuyen a un “invento” del periodismo. Lo cierto es que Macri viajará al Vaticano y será recibido por el Papa el sábado 27 de febrero a las 10.30 (6.30, hora de la Argentina).

El Presidente sólo pasará una noche en Roma y retornará al país el domingo 28, dado que debe preparar su discurso para la apertura de sesiones ordinarias del Congreso. En el macrismo festejaron la noticia del encuentro y la oportunidad de tener una foto de los dirigentes juntos.

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, sostuvo: “No creemos que hace falta utilizar al Papa, que tiene una enorme tarea por delante y tenemos mucha serenidad en esa relación. No necesita sobreactuar”. Cuando Bergoglio fue consagrado como Papa, el gobierno porteño hizo una gigantografía en el edificio Del Plata, sobre la 9 de Julio, con el rostro de Francisco. “La relación del Presidente con el Papa es muy buena y lleva muchos años. Fuimos vecinos cuando estábamos en el gobierno de la ciudad y él en la Catedral. Tienen una relación personal muy linda”, indicó el ministro coordinador.

El vocero del Papa, Federico Lombardi, dijo a la agencia estatal Télam que la visita de Macri es “algo normal entre dos jefes de Estado”. Como jefe de Gobierno, Macri estuvo en la ceremonia de entronización de Francisco y volvió al Vaticano el 19 de septiembre de 2013. Allí le presentó a su hija Antonia. La reunión sucederá días después del viaje que el Papa hará a México entre el 11 y el 18 de febrero. Allí visitará el Santuario de la Virgen de Guadalupe y dará una misa en la fronteriza Ciudad Juárez.

Durante marzo, es probable que el Papa anuncie la fecha de la canonización del cura Gabriel Brochero. Macri participó el lunes de una misa que ofició el cardenal y arzobispo de Buenos Aires, Mario Poli, en homenaje al cura en el marco de la semana brochereana celebrada en Córdoba.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...