?ltimas revelaciones

Ahora mismo, sin más necesidad que palpar el ambiente de las cadenas ultra católicas alrededor de todo cuanto es esta visita papal con motivo de la Jornada Mundial de la Juventud, contrastar la euforia con otras citas multitudinarias de las huestes de Rouco Varela y todos sus mea pilas políticos, mediáticos y convencidos, la cobertura que se le está dando en todos los medios de comunicación y la tendencia a redondear las cifras para no confundir a los católicos, cuando Benedicto XVI se coloque ante los fieles, se congregarán entre millón y medio y dos millones de personas.

Es una revelación que se puede entender como parte de un milagro, porque los lugares en los que se concentrarán es bastante improbable que pueda acoger tal cantidad de seres humanos, con banderitas, rosarios y mochilas, pero si puede entrar un camello por el ojo de una aguja, así sucederá. Es más, si pudiéramos ver los medios de comunicación que patrocinan, apoyan, jalean y utilizan comercialmente este JMJ, retransmitiéndolo en directo, ya tienen escritas sus portadas a la espera de la fotografía aérea con su photoshop adecuado para que hasta los más incrédulos nos convenzamos de esa capacidad papal, que ya han aventurado, formando parte de la misma revelación de la TDT, que tendrá más audiencia televisiva que cualquier final de fútbol, inauguración de juegos olímpicos u otro evento deportivo global.

Esta revelación, por cierto, la saben desde hace meses, por lo que las manifestaciones ateas, son una simple anécdota que se utilizará para reafirmar la capacidad papal para la multiplicación, pese a lo que considera la señora Botella una provocación. Es más, Pepiño Blanco, creyente, está contento y nos advierte que los peregrinos dejan mucho dinero. Por lo tanto, además de los millones de personas vendrán los millones de euros. Un negocio redondo. ¿Para quién? Para los de la organización que en la anterior visita papal a Valencia, eran los chicos de la Gürtel. Ellos saben mucho porque han sido monaguillos antes que pillos. Todo cuadra, es un círculo económico perfecto. Una reconquista del nacional catolicismo español, utilizando la ingenuidad de jóvenes de todo el mundo.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...