Los vascos no se sienten agredidos por las prácticas religiosas

El 57% estima que las prácticas religiosas de los inmigrantes no ponen en peligro su propio estilo de vida

Casi seis de cada diez vascos (el 57%) estiman que las prácticas religiosas de los inmigrantes no ponen en peligro su propio estilo de vida, frente a un 24% que sí lo creen, mientras que el 90% siguen pensando que los autóctonos no tienen que renunciar a sus costumbres y tradiciones, según datos ofrecidos en el marco del VII Congreso sobre Migraciones Internacionales que se celebra en Bilbao.

Numerosos expertos analizaron las actitudes actuales de la sociedad con respecto a la inmigración. El coordinador de Ikuspegiak, el Observatorio Vasco de la Inmigración de la UPV/EHU, Gorka Moreno, explicó que, "a través de esta sesión, queremos profundizar en los estudios e investigaciones que están analizando las actitudes y percepciones hacia la inmigración de la población autóctona".

Según el estudio realizado por el observatorio vasco, la población vasca muestra posiciones positivas ante la diversidad cultural. "La sociedad vasca se decanta por el enriquecimiento cultural que supone la presencia de otros grupos étnicos, con un 52% que muestra su acuerdo y un 23,8% su desacuerdo", aseguran desde la asociación, para añadir que son datos "muy positivos, ya que en 2010 era un 45,1% de acuerdo, frente a un 45,9% desacuerdo".

un cambio Del mismo modo, el 57% estima que las prácticas religiosas de los inmigrantes no ponen en peligro su propio estilo de vida, frente a un 24% que sí lo cree. Además, el 61,7% de los vascos no es partidario de que las personas extranjeras deban abandonar su cultura y costumbres para ser plenamente aceptadas. Desde Ikuspegiak aseguran, sin embargo, que el impacto de la crisis ha cambiado las actitudes en torno a la inmigración, con un aumento de las diferencias que pueden estar dándose al respecto, según el territorio o el colectivo analizado.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...