Los ultras impiden que Irán prohíba casar a las menores de 13 años

Los diputados ultras de Irán han frenado esta semana una propuesta para prohibir el matrimonio de las niñas menores de 13 años, informan medios locales. El código civil iraní establece que la edad mínima legal para casarse, con el permiso del padre o tutor, es de 13 años para las mujeres y 15 para los hombres, pero en las zonas rurales los jueces suelen consentir excepciones para menores de esa edad. Cerca de 40.000 niñas de entre 10 y 14 años son víctimas cada año de esa práctica, según datos oficiales.

“La Comisión de Asuntos Legales del Parlamento ha rechazado la moción que proponía prohibir los matrimonios de niñas de menos de 13 años”, explicó la diputada Tayyebeh Seyavoshi. Al parecer, el panel ha justificado la decisión por la falta de un informe de expertos, según declaró su portavoz, el hoyatoleslamWalsamilin Nowruzi, a la agencia Isna. Otros miembros de la comisión han asegurado que los grandes ayatolás se oponían a la medida.

No está claro qué tipo de informe buscan los ultraconservadores diputados. Según los datos que maneja el centro de estudios de la Cámara 37.137 niñas de entre los 10 y los 14 fueron casadas durante el año iraní de 1394 (de marzo de 2015 a marzo de 2016). Las cifras del siguiente año, el último conocido, no han variado mucho: hubo 36.422 bodas de niñas menores de 15 años, según el Centro Nacional de Estadísticas.

Los expertos advierten, sin embargo, que el número de víctimas puede ser mayor, ya que muchas familias no registran los matrimonios entre menores. Salvo los más religiosos, pocos iraníes aprueban esas uniones que se producen sobre todo en zonas rurales y están asociados con situaciones de pobreza e incultura.

Las familias se ven respaldadas por el clero ultraconservador que, tanto en Irán como en otros países de mayoría musulmana, utiliza de ejemplo el matrimonio del profeta Mahoma con Aisha cuando ésta era una niña. Como pone de relieve, entre otras, la feminista egipcia Mona Eltahawy, se trata de una interpretación sesgada. “¿Por qué no eligen a su primera esposa, Jadiya, que era 15 años mayor que él?”, se pregunta.

La diputada Seyavoshi, muy activa en la defensa del cambio de la ley, precisó además que al menos 300 niñas fueron casadas antes de los 9 años. De hecho, esa era la edad legal de consentimiento hasta el año 2002, cuando se elevó hasta los 13. La práctica está siendo difícil de erradicar. Con el agravante de que los clérigos miden las edades de acuerdo con el calendario de la hégira (lunar); así que sus 9 años son en realidad 8 años y nueve meses.

El Comité de los Derechos del Niño de la ONU ya advirtió a Teherán hace dos años de que había detectado un aumento en el número niñas-novias y le pidió que elevara la edad de consentimiento sexual de los 9 a los 16 años. “Irán debe anular todas las provisiones que autorizan, condonan, o llevan al abuso sexual de los niños”, concluyó el comité.

Unicef, por su parte, estima que un 17 % de las iraníes se casan antes de los 18 años. El Comité de Mujeres del Parlamento lleva tiempo defendiendo la necesidad de aumentar la edad mínima legal de matrimonio. Aunque algunas de sus integrantes pretenden igualarla con la de los hombres, a 15 años, otro sector estaba intentando que se establezca en 18 años.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...