Los talibanes lapidan a una joven viuda y su hija en Afganistán

Los ejecutores habían acusado a sus víctimas de «desviación moral y adulterio» La policía afirma que ha detenido a dos hombres relacionados con los asesinatos

Una joven viuda y su hija murieron lapidadas en Afganistán el jueves por un grupo de hombres armados, según informa la cadena BBC. Las autoridades del país señalan como culpables a los talibanes. Dos hombres han sido detenidos en relación con estos crímenes.

La lapidación tuvo lugar en la ciudad de Ghazni, ubicada estratégicamente en el centro de la ruta entre Kabul (la capital) y Kandahar, sitio donde vivía la familia. Un grupo de hombres armados entraron en la casa de la mujer, cogieron a esta y a su hija, y les lanzaron piedras hasta que murieron. "Los vecinos no ayudaron, ni avisaron a la policía", han afirmado fuentes oficiales a la cadena británica. Según los testigos, los hombres les acusaron de "desviaciones morales y adulterio".

Territorio talibán

La policía ha asegurado que ha arrestado a dos hombres relacionados con el crimen, sin embargo, la situación se antoja difícil. Ghazni, que se encuentra en el segundo grupo de territorio que las fuerzas de ocupación entregarán a las autoridades locales según el plan de retiro de tropas, es una de las zonas con más presencia de talibanes. Hay 18 distritos en la provincia y solamente siete están en control del Gobierno. En el resto, las autoridades "solamente existen dentro de los edificios gubernamentales", según explica el Bilal Sarwary, corresponsal de la BBC en Kabul. En su cuenta de Twitter, el periodista detalla que los hechos ocurrieron a las tres de la mañana pero que ningún vecino se atrevió a intervenir pese a los gritos de las mujeres.

La situación no es extraña en la región. Ghazni es, en más de la mitad de su territorio, zona talibán. Ahí es común que los talibanes cobren extorsión a los habitantes y prohíban a las niñas asistir a la escuela, bajo amenaza de atentados. A las bodas solo asiste el novio: se cree que las mujeres hacen demasiado ruido al caminar y distraen a los hombres. Amenazan a los que colaboran con el gobierno y controlan la mayoría de los caminos. Los conductores son frecuentemente golpeados y hay varios pueblos donde los representantes del Gobierno han sido decapitados. Los talibanes también han prohibido, como cuando tenían el poder de Afganistán, el uso de teléfonos móviles, cámaras de vídeo y escuchar música: solo se permiten los cantos aprobados por ellos.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...