Los socialistas valencianos piden que El Bigotes explique en Les Corts quién les contrató para la visita del Papa

El diputado Camarasa cree que la petición no saldrá adelante pero «retratará» al PP

Las fundadas sospechas de que la trama Gürtel había participado en la organización de la visita de Benedicto XVI a Valencia en julio de 2006 han quedado hoy corroboradas, cuando se ha sabido que Francisco Correa y los suyos consiguieron que se les adjudicara la sonorización de los actos para ser emitidos en Canal 9, unos trabajos por los que se embolsaron más de un millón de euros en comisiones. Desde el PSPV llevan mucho tiempo solicitando al Consell las cuentas de aquellos actos sin resultados y, a su juicio, ésta es la evidencia de que siempre se les habían negado porque ocultaban irregularidades. Los socialistas pedirán ahora que comparezca ante Les Corts Álvaro Pérez, El Bigotes, el hombre de Correa en Valencia, para que explique quién contrató sus empresas para estos trabajos.

“Por fin con estas nuevas revelaciones queda clarísimo que en el PSPV teníamos razón cuando hablábamos de los vínculos entre la trama Gürtel y la organización de la visita del Papa”. Son las palabras del diputado valenciano José Camarasa tras conocer la información que evidencia que el clan Correa se embolsó al menos 1,2 millones de euros en comisiones ilegales durante la visita de Benedicto XVI a Valencia en 2006.

Sin respuesta sobre las cuentas
Él ha firmado numerosas preguntas tanto orales como escritas al Pleno de Les Corts para averiguar cuánto dinero gastó la Generalitat en la organización de los actos y a qué empresas y actividades se destinó cada partida del presupuesto. Los socialistas solicitaron las cuentas del evento hace tiempo, pero hasta ahora han obtenido el silencio como única respuesta y consideran que el motivo de este oscurantismo y las excusas recibidas se deben a esa relación entre la visita y la trama Gürtel.

Comparecencia de El Bigotes
Por eso, a la luz de estas nuevas revelaciones, van a pedir en los próximos días que Álvaro Pérez, el cabecilla de la trama en Valencia, comparezca ante el Pleno de Les Corts para dar explicaciones sobre los contratos que sus empresas firmaron con la Fundación que se creó para organizar los actos de la visita. “Igual que el PP pidió que María Teresa Fernández de la Vega se presentara en la Cámara para explicar las supuestas órdenes que daba a la Fiscalía, nosotros pediremos que sea el señor Álvaro Pérez el que explique personalmente quién le encargó los contratos en la visita del Papa y qué relación tenía con la Fundación”, explicó Camarasa a El Plural.

"El PP tendrá que retratarse"
El diputado socialista recordó que, como en el caso de De la Vega, no existe una base legal para exigir este tipo de comparecencias por lo que lo que en su día hizo el PP fue sugerir a la vicepresidenta que acudiera a la Cámara de manera voluntaria para explicarse. “Nosotros utilizaremos el mismo argumento formal, aunque sabemos de antemano que rechazarán la petición, ya que el PP tiene la mayoría absoluta”, apuntó. Aún así, su grupo considera que con esta petición “el PP tendrá que retratarse” y dejar claro si quiere o no llegar hasta el fondo del asunto.

"Importantísimas" explicaciones
El Bigotes podría explicar si fueron representantes políticos como el presidente de la Diputación o el vicepresidente del Consell, Víctor Campos [que también está implicado en la trama] quienes le pidieron que organizara la visita, o si fueron representantes eclesiásticos que también estaban en la dirección y gestión de la fundación”, apuntó Camarasa, que calificó de “importantísima” la posible comparecencia del empresario.

Representantes eclesiales
El diputado quiso recordar que había importantes representantes eclesiales en la cúpula de la Fundación que organizó la visita y se preguntó si también ellos conocían los contratos que se estaban haciendo con la trama corrupta, y si éstos se hicieron con su connivencia.

Buenas relaciones de El Bigotes con la Iglesia
En este sentido, cabe recordar que el mismísimo Bigotes fue uno de los asistentes a la ceremonia en Roma para la investidura de Cañizares y García Gasco como cardenales, invitado por Camps. Las buenas relaciones del hombre de la red con la Iglesia eran tales que se convirtió en uno de los profesores de un Master en Comunicación Política de la Pontificia de Salamanca, en el que se presentaba como asesor de Aznar.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...