Los SMS del «pecado» en Dubai

Una pareja, condenada a tres meses de cárcel por el tono subido de sus mensajes

Si pasa por Dubai, tenga cuidado con los SMS que envía a sus amantes o novias/os. Una pareja ha sido condenada a tres meses de cárcel por el tono subido de los suyos. Aunque la morigerada prensa de Dubai no ha revelado el contenido de los textos, un juez ha visto en ellos indicios irrefutables de que sus autores, una auxiliar de vuelo de 42 años y su supervisor de 47, ambos de nacionalidad india, iban a "cometer pecado", es decir, mantener una relación extramarital, algo que está prohibido por las leyes del emirato. Los SMS salieron a la luz a raíz del divorcio de la azafata.

La noticia, revelada ayer por la web del diario The National, es en realidad el final de un largo y farragoso proceso de divorcio que se inició en 2007 entre la azafata y su marido, cuyas identidades no se han revelado. Al parecer, el tribunal pidió a la compañía nacional de telecomunicaciones, Etisalat, que facilitara copia de los mensajes de texto que la mujer había intercambiado con su presunto amante después de que el marido la acusara de estar manteniendo una aventura. Etisalat facilitó los textos en octubre de 2008 y el cónyuge despechado presentó una demanda criminal aduciendo que su contenido era un insulto al islam.

La sentencia inicial, pronunciada el pasado diciembre, condenaba a los dos apasionados tripulantes de cabina a seis meses de cárcel y deportación. Sin embargo, ambos recurrieron y el juez les rebajó la pena a tres meses de prisión. Mientras tanto, también se resolvió el divorcio y el ex marido de la azafata logró la custodia del hijo de ambos.

Se trata del último de una cadena de casos contra el pudor en que se han visto implicados extranjeros en Dubai, una ciudad Estado de modernos rascacielos, pero códigos sociales muy conservadores. Como en el caso de los dos condenados ahora, la mayoría de los trabajadores del emirato son extranjeros con valores y comportamientos sociales muy alejados de las tradiciones de la población autóctona. En la actualidad, una pareja británica se encuentra en proceso de apelación de una condena a un mes de cárcel por besarse en público. Su caso llegó a los tribunales después de que una emiratí presentara una denuncia porque su hija menor había presenciado el pecaminoso beso.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...