Los Reyes presiden en la Almudena el funeral oficial por las 154 víctimas del accidente aéreo de Barajas

Rouco Varela, anima a los familiares de los fallecidos a "no perder la fortaleza" y seguir adelante con sus vidas para "vencer el dolor" Don Juan Carlos y Doña Sofía llegan minutos antes de las ocho y son recibidos por Rouco Varela, Zapatero, De la Vega y Gallardón Escenas de dolor entre los familiares, que no han podido aguantar las lágrimas incluso antes de dar comienzo el culto El día 17 habrá otro funeral en la catedral de Santa Ana de Las Palmas de Gran Canaria, al que también acudirá Zapatero
 
Más de 2.000 personas, entre autoridades y familiares, han dado el último adiós a los 154 fallecidos en el accidente de Barajas en una emotiva misa celebrada en la la catedral de La Almudena oficiada por el Arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, y presidida por los Reyes. También han estado presentes el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez y, en representación del PP, el líder del partido, Mariano Rajoy, y la secretaria general, María Dolores de Cospedal.
Desde antes de las siete de la tarde han ido llegando al templo más de 130 familiares de los fallecidos, representantes de los partidos políticos y varias autoridades, entre ellos los presidentes de Canarias, La Rioja, Castilla-La Mancha y Madrid, y el alcalde de la capital, Alberto Ruiz-Gallardón, así como embajadores de una decena de países que han presenciado las escenas de dolor de muchos de los allegados, que no han podido aguantar las lágrimas y han roto a llorar incluso antes de que diera comienzo el culto.
Don Juan Carlos y Doña Sofía han llegado al templo minutos antes de las ocho y han sido recibidos a su entrada por Rouco Varela, Zapatero y su esposa, Sonsoles Espinosa, Fernández de la Vega, Esperanza Aguirre, y Alberto Ruiz Gallardón, también acompañado por su esposa, Mar Utrera, todos ellos de luto. El himno nacional y los aplausos al paso del cortejo de concelebrantes de la misa funeral y de los Reyes de España ha marcado el inicio de la ceremonia al compás de la Marcha Real.
También han estado presentes miembros de AENA, directivos de Spanair y voluntarios de la compañía, personal de Boeing y pilotos -uniformados- de varias compañías, entre ellos José María Vázquez, piloto de Spanair y presidente de Sepla, y Javier Navas, jefe de la sección sindical de Sepla y compañero de uno de los pilotos fallecidos. También han acudido uniformados empleados de Barajas que participaron en las labores de emergencia tras el siniestro.
Rouco Varela alienta a los familiares de las víctimas
En el transcurso de la Eucaristía, el Cardenal Arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, ha animado a los familiares de las víctimas a "no perder la fortaleza", a seguir adelante con sus vidas para "vencer serenamente al dolor" y a afrontar los "difíciles retos personales" que tienen por delante. Asimismo, ha recordado la "admirablemente generosa" colaboración de profesionales y voluntarios que actuaron tras el siniestro. "No dejaros solos en estos difíciles y delicados momentos que atravesáis es para todos un imperativo ineludible", ha subrayado.
Rouco, que ha calificado de "terriblemente dolorosas" y "humanamente trágicas" las características del accidente, ha pedido a los cristianos que recen por los difuntos y que lleven "el alivio y el aliento de la esperanza cristiana" a los que "sufren la pérdida irreparable" de los seres queridos. También ha instado a toda la sociedad a no dejar solas a las víctimas en estos "difíciles y delicados momentos" como "un imperativo ineludible del amor cristiano".
El también presidente de la Conferencia Episcopal Española, ha recordado la labor de los profesionales y voluntarios en los momentos "más críticos" del rescate, incidiendo en "uno de los casos más ejemplares" que se produjeron durante el salvamento de las víctimas, el de la madre gravemente herida que entregó su vida a cambio de la de su hija de once años. Rouco ha querido transmitir a las familias su apoyo y ha insistido en que la vida y la muerte "adquieren sentido y valor eternos" porque han sido recuperadas "para la vocación al amor y a la Gloria verdadera de Dios".
Oración en nombre de las iglesias protestantes
Tras dar la comunión a los presentes, rouco ha dado paso a las palabras del obispo de la Iglesia Anglicana, Carlos López Lozano, quien, en nombre de las iglesias evangélicas y anglicanas ha mostrado su solidaridad con las víctimas en estos "duros" momentos. "Estamos seguros de que la bondad de Dios se manifiesta en estos momentos difíciles", ha señalado, al tiempo que ha suplicado a Dios con una oración de la iglesia primitiva que esté presente "por los que lloran en el funeral".
Puesto el punto final a la ceremonia, los Reyes han abandonado entre aplausos la Catedral y han saludaddo a algunos familiares de las víctimas. Este acercamiento ha permitido a la Reina dar la mano a los asistentes y recibir, de manos de una señora, una nota, que Doña Sofía ha guardado. A continuación, han abandonado el templo el presidente del Gobierno y demás autoridades.
El funeral oficiado hoy será seguido por otro previsto el próximo día 17, en este caso en Las Palmas de Gran Canaria, al que también acudirá Rodríguez Zapatero y que tendrá lugar en la Catedral de Santa Ana a partir de las 19.00 horas. La ceremonia estaba programada inicialmente para el pasado 30 de agosto, pero fue pospuesto -al igual que el celebrado hoy en Madrid- debido a las dificultades para identificar a las víctimas, de las que más de setenta eran canarias.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...