Los religiosos demandarán a la Junta de Andalucía si retira conciertos

Escuelas Católicas tomará medidas legales si la Consejería no respeta el derecho a elegir la educación de sus hijos

Las Escuelas Católicas de Andalucía anunciaron ayer que si la Junta de Andalucía reduce los conciertos educativos para favorecer la educación pública, como confirmó el jueves la propia consejera de Educación, Mar Moreno, «tomará inmediatamente las medidas legales oportunas en defensa de los derechos e intereses» de estos centros. La patronal manifestó ayer a través de un comunicado su «disconformidad más absoluta» al cambio de postura ante la renovación de conciertos educativos.

«En Escuelas Católicas de Andalucía nunca hemos estado de acuerdo con la politización de la educación en nuestro país. Con independencia de los signos políticos, defendemos un pacto por la educación convencidos de que la autonomía en la acción educativa redundará en la calidad de este proceso vital y en la vertebración del futuro de la sociedad», explicaron. Por este motivo, aseguran que no comprenden cómo «quien critica a un partido por haber roto las reglas del juego en la pretendida reforma educativa, cae en esa misma actitud al posicionarse en una postura extrema, quebrantando la serenidad y el consenso que tanto necesita este sector».

«La lectura política que se quiere hacer de la renovación de los conciertos, en virtud del derecho a planificar que tiene la Administración Educativa, tiene que respetar el derecho de los padres a la libertad de enseñanza, sancionado por nuestra Constitución y por el actual desarrollo legislativo, entre ellas la vigente Ley de Educación de Andalucía. Son ellos los principales afectados al no poder elegir atendiendo a los valores en los que quieren educar a sus hijos», insiste la patronal, que recuerda que los concertados forman parte de la oferta de la red de colegios sostenidos con fondos públicos.

«Escuelas Católicas de Andalucía siempre estará junto a los padres en la defensa de sus derechos, contando con todo nuestro apoyo incondicional», añaden.

El último proceso de escolarización mostró, una vez más, la mayoritaria demanda de las familias por la educación concertada. Las familias que solicitaron que sus hijos fueran educados en los centros concertados superó en un 30% la oferta actual de la región, la cual gira en torno a las 250.000 plazas, tan sólo un 19% de las que se ofertan, cuando en otras comunidades alcanzan la mitad. Un tercio de media en España.

«Desde Escuelas Católicas de Andalucía queremos recordar a la consejera de Educación que este cambio estratégico de renovación de conciertos en los centros concertados tiene que respetar el actual marco legislativo, ya que puede conculcar el actual Real Decreto de Reglamentos de Conciertos», concluye la patronal, que pide «amplitud de miras» a la Consejería.

Alumnos de un colegio concertado

Educación advierte de que la demanda por la concertada no es criterio para la planificación

Mar Moreno admite que la Junta podría retirar conciertos en colegios privados para favorecer a los públicos

La Junta avisa de que no tendrá en cuenta la libertad de los padres para elegir la educación que quieren para sus hijos en la planificación del próximo curso escolar y a pesar de que la demanda por la escuela concertada sea superior, como ocurre cada año, está dispuesta a retirar conciertos para aprovechar mejor los espacios de la pública y defender este modelo. Así lo confirmó ayer en Sevilla la consejera de Educación, Mar Moreno, quien explicó que el objetivo de esta revisión de los conciertos es «preservar el equilibrio» tras la ruptura de las «reglas de juego» por parte del Gobierno central, con la nueva LOMCE.

Siempre bajo las premisas del «respeto a la legalidad vigente», Moreno reconoció que la Consejería ha puesto en marcha un análisis de la política de conciertos en Andalucía por la obligación de optimizar recursos por las circunstancias presupuestarias, las tendencias demográficas, el «ataque» que considera supone la reforma educativa del Gobierno central contra la escuela pública y el hecho de que todas estas circunstancias hayan concurrido en plena etapa de renovación de los conciertos.

Según la consejera, la actual situación presupuestaria de la administración obliga a mirar «con lupa» la distribución de los recursos, mientras que la tendencia demográfica apunta a una fase de crecimiento negativo (lo que lógicamente repercutiría en el planeamiento educativo) ante el descenso de la natalidad y de la población inmigrante.

Educación también muestra su rechazo a la privatización de los recursos educativos en los que cree que se incurrirá de manera progresiva por mor de la proyectada LOMCE, un «ataque frontal» en el que «se cambian las reglas del juego vigentes durante treinta años». «La Junta siempre ha defendido la escuela pública y una presencia razonable de centros privados, pero el Gobierno central rompe las reglas del juego y, ante eso, tenemos que preservar el equilibrio», insistió.

La consejera asegura que el proceso será «escrupuloso», aunque recordó que la demanda «no es un criterio de planificación». «La legalidad vigente no ampara que la demanda de plazas en un colegio determinado sea un derecho fundamental a proteger por las administraciones», precisó.

Por su parte, la portavoz del PP de Educación en el Parlamento andaluz, Maifrán Carazo, considera que el bipartito del PSOE e IU en la Junta pretende llevar a cabo un «atentado contra la libre elección de centro» a través de esta revisión de los conciertos. Ayer anunció que su grupo parlamentario pedirá la comparecencia de Mar Moreno para que explique este plan «de forma inmediata».

Archivos de imagen relacionados

  • colegio concertado malaga
  • Mar Moreno Consejera AND
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...