Los rabinos consiguen ralentizar la beatificación de Pío XII

El Vaticano reaccionó ayer a las críticas de los rabinos y tuvo un gesto en la polémica que le enfrenta con la comunidad judía por la beatificación de Pio XII, al anunciar que el proceso se ralentiza. Un decreto firmado el pasado sábado por Benedicto XVI daba luz verde al proceso. La comunidad judía, la minoría más numerosa de Italia, ha solicitado que se abran los archivos vaticanos para conocer a fondo la actuación del candidato a santo durante el Holocausto, en especial su supuesta inhibición ante deportaciones masivas de judíos a los campos de concentración y los silencios del Vaticano al respecto entre los años 1939 y 1958.

El portavoz oficial del pontífice, el jesuita Federico Lombardi, manifestó ayer que la beatificación de Eugenio Pacelli sigue adelante, aunque añadió una matización valorada por la comunidad hebrea: Benedicto XVI alaba las "virtudes heroicas" de Pío XII y su "ejemplar relación con Dios", pero ello "no constituye una evaluación histórica de sus acciones".

Las autoridades judías recibieron esta matización "en un clima de satisfacción", y confirmaron al mismo tiempo la visita del Pontífice a la sinagoga de Roma, prevista para el próximo 17 de enero. Ese día, jornada para el diálogo interreligioso entre judíos y católicos, el Papa alemán cruzará por primera vez el umbral del Templo Mayor en un solemne cara a cara con el jefe de los rabinos, Riccardo Di Segni, y con supervivientes de los campos nazis.

Las declaraciones de Lombardi no dan marcha atrás respecto a la voluntad vaticana de hacer santo a Pío XII, pero tranquiliza a los fieles hebreos sobre los plazos del proceso. En una nota remitida al Vaticano, el jefe de los rabinos destaca el silencio de Pío XII ante "las deportaciones de los judíos y en particular cuando, el 16 de octubre de 1943, de la estación Tiburtina de Roma, salió un tren para Auschwitz con 1.021 personas".

El proceso también iniciado ya para beatificar al papa Juan Pablo II podría culminar, en cambio, en 2010, a sólo cinco años de su muerte.

A Pacelli le faltan "no menos de tres años, si todo va sobre ruedas", según evalúa el jesuita Peter Glumper, relator de la causa de beatificación de Pío XII, que arrancó en 1967 y desde 2007 esperaba la firma que Benedicto XVI estampó el sábado.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...