Los promotores del bus ateo estudian denunciar a Zaragoza y Valencia si se oponen a la campaña

Los promotores de la campaña de los autobuses ateos –autobuses con carteles publicitarios con el lema “Probablemente Dios no existe. Deja de preocuparte y disfruta de la vida” que ya han circulado por Barcelona, Madrid, Sevilla y A Coruña- están estudiando denunciar a las empresas de transportes de Zaragoza y Valencia, de las que aún no han recibido una respuesta sobre si llevarán su campaña. La Unión de Ateos y Librepensadores (UAL) anunció esta mañana, en una rueda de prensa, que no están dispuestos a tolerar que se les “censure” y, si su campaña no se permite en estas ciudades, lo considerarán una vulneración de los derechos fundamentales.La Unión de Ateos y Librepensadores (UAL), promotora de la campaña de los autobuses ateos, anunció esta mañana que está estudiando presentar una denuncia contra la empresa de transporte municipal de Zaragoza, TUZSA, con la que contactaron a principios de enero para contratar espacios en los autobuses en los que colocar su campaña de publicidad bajo el lema “Probablemente Dios no existe. Deja de preocuparte y disfruta de la vida”.

"La callada por respuesta"
En una rueda de prensa celebrada en Zaragoza, el presidente de este colectivo, Albert Riba, destacó que “no ha habido contestación formal” por parte de la empresa, con lo que la organización ha tenido “la callada por respuesta”. Por ese motivo, el pasado 19 de febrero, después de numerosas peticiones, se volvieron a dirigir a TUZSA a través de un fax formal en el que solicitan una contestación. UAL da un plazo aproximado de un mes a la empresa para que dé una respuesta, después del cual se muestran resueltos a presentar su denuncia.

Derechos fundamentales y contratos
“Según hemos oído”, apuntó Riba, que insistió en que TUZSA no ha llegado a contactar con ellos, la concesionaria del servicio de transportes parece reticente a colocar la publicidad alegando que su contrato le impide difundir mensajes de contenido religioso. Para la UAL, “constitucionalmente, los derechos fundamentales no pueden ser objeto de un contrato”, por lo que nada debería impedir expresarse libremente a través de la publicidad de los autobuses.

Críticas por censura
“No estamos dispuestos a tolerar que se nos censure”, advirtió Riba durante la rueda de prensa, y recordó que si la campaña se hubiera aceptado desde el primer momento “este discurso ya habría acabado”, porque en las ciudades en las que la iniciativa se ha puesto en marcha, la ciudadanía “ha demostrado que tiene una gran madurez y sensatez”.

También en Valencia
Hace unos días, la UAL ya había anunciado que emprenderá acciones similares en Valencia, donde la empresa de transportes tampoco ha dado ninguna respuesta sobre si aceptará o no la campaña. De momento, la intención de los ateos de que sus autobuses circulasen por la ciudad durante las fallas no podrán cumplirse y, según anunció Levante, la organización estaría estudiando también si denunciar al propio Ayuntamiento de Rita Barberá por “violación de los derechos fundamentales”.

"Hacer visible" a los ateos
Mientras llega la respuesta de estas dos empresas de transportes, en Zaragoza la UAL ha contratado una lona publicitaria con el mismo lema en la fachada de un edificio en obras, que se mantendrá visible durante los próximos dos meses. El objetivo, tanto de la lona como de los autobuses, es, según indicó Riba, “hacer visible la realidad de que hay ateos, que somos gente sensata, normales y racionales y que no olemos a azufre ni llevamos cuernos, ni creemos en los dioses y que además estamos en todos los ámbitos de la vida”.

Donaciones particulares
Riba recordó que la UAL no recibe “participación alguna de instituciones públicas o privadas”, sino que se financia con donaciones que realizan sus simpatizantes. Desde que comenzó la campaña de los autobuses, el pasado 29 de diciembre, la organización ha recaudado ya 29.000 euros a través de su web, en la que siguen recogiendo donativos.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...