Los progresistas apoyan a los homosexuales; la derecha política y eclesiástica los atacan

El Tribunal Supremo de EEUU ha avalado definitivamente el matrimonio homosexual. En California también podrán reanudarse las bodas gays. El nuevo embajador del Gobierno de Estados Unidos en España es James Costos, licenciado en Ciencias Políticas. Es un alto ejecutivo de la productora de Televisión HBO.

Amigos de Obama
Es gay y está casado con el prestigioso decorador Michael Smith. Ambos son admiradores, y muy amigos, del presidente demócrata, Barak Obama y su familia. Ambos se movilizaron buscando legalmente dinero, durante la campaña electoral de Obama, para contribuir a su victoria. Y Obama ganó en segunda ocasión. Los ultras españoles ya disparan contra los dos homosexuales de EEUU.

Hacia la normalidad
No obstante, contra viento y marea, los homosexuales siguen avanzando hacia la normalidad. Una normalidad para ellos, a menudo ultrajada por los sectores más reaccionarios y probablemente más crueles de la sociedad. En este caso, la estadounidense.

Excelente noticia
La noticia del reconocimiento judicial -por parte del Tribunal Supremo de EEUU- de los matrimonios homosexuales es una excelente noticia. Hay que recordar desde España que fue el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero el que propuso legalizar las bodas gays.

La jerarquía católica
Zapatero y sus colaboradores tuvieron que enfrentarse con el rechazo más brutal del conservadurismo español, capitaneado por la jerarquía católica. Aquellos que dicen que unos y otros políticos son prácticamente iguales y que la derecha y la izquierda -republicanos y demócratas- son la misma cosa, sencillamente mienten.

Un derecho civil
El PP se lució y puso todos los obstáculos posibles para atascar ese derecho civil. Fue el PSOE y otros partidos progresistas los que derrotaron la avalancha retrógrada y establecieron la igualdad de los homosexuales y quienes no lo son. Por cierto, Obama conoce muy bien cómo parecía imposible, hasta relativamente muy poco tiempo, que un negro llegara a la Casa Blanca. Y llegó. Y los negros -cada vez más- son ciudadanos por fin en EEUU con todos los derechos y deberes iguales que los blancos.

El socialista Hollande
Fue la izquierda francesa, con el socialista Hollande de presidente de la República, la que recientemente impulsó la legalización de los homosexuales. La derecha francesa, atenazada por el clero francés, incluidos obispos y cardenales, procuró -hasta con furia- impedir las bodas gays. Pero Hollande obtuvo el visto bueno de jueces y fiscales en relación con las bodas gays  en Francia. Los defensores de la igualdad fueron más que los ultramontanos cavernistas.

Mariano Rajoy, no a la igualdad
Mariano Rajoy se opuso a que su partido aprobara las bodas gays. No es partidario el líder conservador de tales matrimonios. Prefiere complacer a un cardenal como Rouco Varela antes que dar un paso hacia la igualdad de los seres humanos, más allá de su sexualidad.

La mujer adúltera
La Iglesia católica lanza ataques constantes contra los homosexuales, como si por serlo fueran demonios. Pero si Jesus de Nazaret resucitara, no condenaría a los homosexuales. Los defendería como hizo lo propio cuando los bárbaros y los fariseos apedreaban a la mujer considerada adúltera.

Archivos de imagen relacionados

  • Enric-Sopena
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...