Los profesores de Religión negocian con los obispos para cobrar más

Alrededor de 5.000 docentes andaluces intentan que su sueldo se equipare con el resto de funcionarios de la Consejería de Educación

  Los profesores de Religión intentan pactar una salida con los obispos andaluces que ponga fin a la confusión sobre su régimen laboral. Ya han remitido un borrador a los prelados que sirva de base para la negociación. Los docentes quieren que su sueldo se equipare con la del resto de profesores transferidos a la Junta.

   El reciente acuerdo firmado en el País Vasco y los sucesivos fallos judiciales que dan la razón a este colectivo, integrado por casi 5.000 personas en Andalucía -más de 500 en Granada-, ha hecho posible esta vía de diálogo tímida, por el momento, que se ha abierto, según el presidente de la asociación profesional de profesores de religión APRECE-A, Rafael Martín.

   En el borrador de trabajo rechazan la fórmula adoptada en el País Vasco y reivindican una solución integrada en Andalucía dentro de los convenios colectivos del profesorado de la Junta. Los profesores vascos ya cuentan con un convenio colectivo desde el pasado 21 de noviembre. Es el primero que se firma en España. Sindicatos, Iglesia y Gobierno sellaron este convenio, que los equipara con el resto del personal laboral que trabaja en esta comunidad. Sin embargo, siguen siendo los obispos quienes seleccionan a los docentes que darán clase.

Por resolver
Los docentes andaluces intentarán arrancar un compromiso eclesiástico para integrarse dentro de los convenios laborales de la Consejería de Educación, con la estructura salarial del profesorado laboral o interino andaluz. Es decir, cobrar lo mismo. El borrador de trabajo deja la cuestión espinosa de la movilidad en manos de las Diócesis. «Se ha abierto un tiempo de reflexión», según relata el portavoz de los profesores de religión andaluces.

   La clave está en saber si conseguirán variar el orden establecido: la Administración paga y los obispos son los que los eligen para el puesto.

   Los escándalos vividos sobre despidos de profesores de Religión en los últimos dos años pusieron a la Conferencia Episcopal en un brete. Los docentes, además, han interpuesto cientos de demandas en los tribunales, tanto individuales como colectivas, que han puesto sobre la pared a las administraciones.

   Sin embargo, los obispos excluyeron a los profesores de Religión en 1998 de los convenios colectivos. Entre los compromisos arrancados al Gobierno del PP en 1998 por la Conferencia Episcopal, se encuentra el de excluir a los docentes de Religión de toda posibilidad de convenio.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...