Los peregrinos consiguieron su propósito de alterar el orden público en Sol

Alrededor de las 22:0h la policía ha comenzado a cargar contra los manifestantes laicos, tras lo cual se registraron lanzamientos aislados de botellas de cristal contra los agentes.

Las provocaciones de los integristas católicos comenzaron intentando impedir el acceso a Sol a la marcha laica autorizada por la Delegación del Gobierno. Al grito de "esta plaza es del papa", los integristas tenían un único objetivo: provocar y alterar el orden público. Después de incesantes provocaciones, consiguieron su objetivo. La policía ha dejado 6 heridos entre los manifestantes laicos que literalmente desbordaron el estrecho cordón policial que su integridad física requería ante la amenaza de los fundamentalistas católicos.

Miles de personas han ejercido hoy en las calles de Madrid las funciones de portavoz de una gran parte de ciudadanos que desean la separación efectiva entre Iglesia y Estado.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...